Empresa ofrece enterrar vivos a sus clientes una hora

Hay quien hace puenting, entra en túneles del terror en un parque de atracciones o corre en un rally, pero para emociones fuertes diferentes las que ofrece una empresa rusa: la de ser enterrado vivo.

Yekaterina Preobrazhenskaya es la empresaria que ha abierto esta star-up que propone vivir tu propio entierro, en el que, prometen, «existe la posibilidad de que después de este procedimiento [el cliente] descubra nuevos talentos, habilidades psíquicas o tenga éxito en los negocios».

La empresa rusa ofrece dos tarifas. La más barata, por unos 16.000 dólares se llama «funeral en línea» y se anuncia como «terapia de estrés para miedos y ansiedades» y promete permitir que el cliente «cierre capítulos» de su vida y experimente la «sanación divina» y «resurja de las cenizas».

El paquete de «inmersión total» es más intenso. Incluye un funeral completo y presencial, según las creencias religiosas del cliente y después el usuario será colocado en un ataúd y enterrado por hasta 60 minutos. Todo por unos módicos 58.000 euros.

El objetivo es que el enterrado sienta un «resurgimiento obligatorio con una conciencia renovada de su misión», renovadas «ganas de vivir», y para «evaluar su vida y amarla, comprender su misión y desbloquear su potencial», según dijo la propia Preobrazhenskaya al medio Govorit Moskva, reseñó 20 minutos.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.