Maduro carga a la FAN peso de planes de contingencia

El despliegue ordenado por Nicolás Maduro en Las Tejerías y El Castaño ratifica la presencia de la FAN en todas las áreas del país. Sobre esto, la presidenta de la ONG Control Ciudadano, Rocío San Miguel, enfatiza que, más allá la militarización del Estado, debe reconocerse la ausencia de la gestión de políticas de los 33 ministerios del gabinete revolucionario. Por su parte, la investigadora Francine Jácome señala que también puede haber objetivos de control social, mientras que el general retirado Juan Herrera Betancourt destaca el apoyo castrense, pero sin separarse de sus funciones


El despliegue del gobierno tras los deslaves ocurridos en Las Tejerías y El Castaño, en el estado Aragua, evidencia, una vez más, la presencia de la Fuerza Armada Nacional (FAN) en todas las áreas del país.

La institución castrense, tras las órdenes del gobernante Nicolás Maduro que designó a dos generales como autoridades únicas en la zona de riesgo, despliega información en las redes sociales en las que se observa a generales, almirantes y soldados, más la Milicia, en labores distintas.

Estas tareas abarcan un amplio abanico que implica no solo labores de resguardo, seguridad y patrullaje; también se ocupan del despeje de vías, remoción de escombros, atención social, repartición de alimentos e insumos, además de entenderse con las comunidades afectadas, entre otros aspectos.

El 20 de octubre desde Las Tejerías, el ministro de la Defensa general en jefe Vladimir Padrino López dijo que todos los componentes de la FAN, las instituciones del Estado y las autoridades está abocados «para retornar la tranquilidad y la fe de la comunidad».

El oficial ha señalado, desde su cuenta de Twitter, que el último paso de la planificación es la supervisión «que permite el ejercicio de la inspección para el cumplimiento de la misión».

Desde el 8 de octubre, cuando ocurrió el deslave en Las Tejerías, el país ha visto cómo la administración de Nicolás Maduro, en estos casos de emergencia, privilegia la actuación de la FAN y descansa sobre los militares, con lo cual este sector del Estado asume varias funciones.

Rocío San Miguel, presidenta de Control Ciudadano, expresa que hay una realidad y es la utilización permanente de la Fuerza Armada en todos los ámbitos.

En ese sentido, indica que más que la militarización del Estado, el análisis debe profundizarse para reconocer la ausencia de la gestión de políticas públicas por parte de los 33 ministerios del gabinete de Maduro.

«Siempre se recurre a la FAN ante ese desmantelamiento del Estado. Una de las cosas más graves que ha ocurrido en Venezuela es el desmantelamiento de la institucionalidad del Estado. Eso nos debe llamar a muchas tareas, a cómo enfrentarlo, recuperarlo y reconocer que la Fuerza Armada Nacional es la única institución que queda en pie —con sus debilidades y fortalezas, con sus principios y equívocos— para responder ante cualquier contingencia y eventualidad en Venezuela», asevera Rocío San Miguel.

La abogada subraya que el peso de la FAN en el manejo de la contingencia en Aragua ha quedado demostrado con la utilización de medios militares y el despliegue de efectivos. Refiere que la organización utiliza sus fortalezas naturales de obediencia tras una orden: «Y se ha podido constatar la capacidad de disciplina y voluntad de trabajo».

Afirma, al mismo tiempo, que en Aragua se han visto a militares a los que no les llega la comida. Cuenta que estos efectivos no se quejan por la subordinación militar y por temor a un procesamiento por delitos políticos.

Insiste en que, con la emergencia derivada de las fuertes lluvias, queda en evidencia que la única institución que está en pie en el país es Miraflores y la Fuerza Armada.

«¿Dónde está Protección Civil, ¿dónde están los Bomberos, los civiles que son expertos en gestión de riesgo?», increpa Francine Jácome, directora ejecutiva del Instituto Venezolano de Estudios Sociales y Políticos.

Añade que el protagonismo en los lugares donde ocurrió el deslave se le ha dado a la FAN. Jácome destaca que es evidente la subordinación de los civiles a los militares y se pasa por encima de las autoridades civiles. «Que los militares actúen en este tipo de situaciones de emergencia puede pasar, pero no que tengan el predominio de las acciones», acota.

Este aspecto también es advertido por el general retirado Juan Antonio Herrera Betancourt, quien indica que el primer turno es para la dirección de Protección Civil de las alcaldías y gobernaciones, a los que les corresponde atender las catástrofes naturales.

«Lógicamente, cuando estos eventos han sido de gran magnitud, la Fuerza Armada puede colaborar, sobre todo transportando enseres, alimentos y medicinas. La FAN puede contribuir en situaciones de catástrofe», expresa.

Para la directora ejecutiva del Instituto Venezolano de Estudios Sociales y Políticos, el empleo de la FAN en los operativos en la zona de emergencia de Aragua también tiene un objetivo de control social, como ocurrió —señala— con las alcabalas para la entrega de la ayuda humanitaria.

Añade que el control también incluye las limitaciones para el ingreso de los civiles a la zona, el cual —afirma— es exclusivo del sector castrense.

Por otra parte, destaca que es natural que los militares despejen las vías, pero hay otras funciones que corresponden a Protección Civil.

«El asunto es que los militares son la respuesta del gobierno de Maduro para el deslave y muchas otras cosas, prácticamente para todo. También eso lleva a una desprofesionalización de la FAN», subraya Francine Jácome.

Por otra parte, Rocío San Miguel pone sobre la mesa un aspecto fundamental y es que, en la actuación de la FAN en Las Tejerías y El Castaño, «no han existido denuncias a graves violaciones de derechos humanos y esto en otro país se da por sentado, aquí en Venezuela se da como una noticia positiva. Debemos recordar que en Vargas (1999), hubo graves denuncias a los derechos humanos con casos que terminaron en la Corte Interamericana, inclusive».

Generales de la FAN con autoridad

Maduro designó a los generales del Ejército Juan Sulbarán Quintero y César Febres Cabello como autoridades militares únicas en Las Tejerías y El Castaño, respectivamente.

«El concepto de autoridad militar única es una función que subsume dentro de sí mismo la coordinación de las competencias de las demás autoridades», señala Rocío San Miguel.

La directora de Control Ciudadano llama la atención sobre los cambios en las afirmaciones de Maduro cuando designó al general Sulbarán Quintero y luego con el nombramiento de Febres Cabello. En el primer caso, el gobernante dijo que todas las instituciones quedarán subordinadas a la autoridad única, pero, cuando designó a Febres Cabello, los señalamientos del gobierno apuntaron más hacia la figura de un coordinador.

Control Ciudadano señaló que el general Juan Sulbarán Quintero es director de los servicios para el mantenimiento del orden interno de la Guardia Nacional (GN). Maduro refirió que «Sulbarán Quintero, desempeñó un rol protagónico en la recuperación del municipio Tovar, en Mérida, luego de las precipitaciones registradas en 2021”.

Sobre el general César Febres Cabello, primo del primer vicepresidente del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), según la ONG, «es evidente que no dispone de trayectoria y experiencia en gestión de riesgos, atención de emergencias y administración de desastres».

Este oficial fue Intendente Nacional de Aduanas del Servicio Nacional Integrado de Administración Aduanera y Tributaria (Seniat); director de Servicios Generales del Ministerio de Secretaría de la Presidencia, y, entre otros cargos, estuvo en la junta directiva de Conviasa.

El general Herrera Betancourt cuestiona la preparación de estos oficiales en lo relativo a la gestión de riesgo. «Hay una organización específica para eso. Es darle un simbolismo de militarización a todos los aspectos del país y siempre buscando desviar la atención de la misión principal de la FAN», puntualiza.

Para Rocío San Miguel, la autoridad única que se le ha dado a dos generales de la FAN para coordinar las operaciones en Las Tejerías y El Castaño implica el reconocimiento de la incapacidad de gestión del Ministerio de Interior y Justicia, además cuando está el Viceministerio para la Gestión de Riesgo y Protección Civil, en manos de otro militar, el general Carlos Pérez Ampueda.

«Nos preguntamos: existiendo un viceministro para la Gestión de Riesgos y Protección Civil, que es una unidad con un nivel de órgano superior del Estado, de carácter permanente, dirigida por un militar de la más alta confianza del alto mando político y militar del Estado, ¿por qué ha sido baypaseado? Es decir, esto pone en evidencia la incapacidad de gestión de este viceministerio», asevera.

En ese orden, la directora de Control Ciudadano sostiene que el sistema de Protección Civil «ha sido el gran olvidado en toda la estructura de seguridad y defensa nacional por décadas», desde que se estableció la Ley Orgánica de Seguridad de la Nación.

«Allí tenemos una capacidad engañosa del envío de material y de suministros frente a cualquier contingencia que ocurre en el continente. En términos de solidaridad venezolana; eso está bien y forma parte de la política exterior del Estado venezolano. El problema es que esto no significa que se esté calificando al personal de Protección Civil frente a esas experiencias comparadas», argumenta.

Rocío San Miguel añade que Venezuela envió militares durante la Operación de Paz en Haití para gestionar aspectos relacionados con la protección civil. Asegura que «esas capacidades se perdieron».

Asimismo, la abogada refiere que, en 2009, se aprobó la Ley de Gestión Integral de Riesgo Socionaturales y Tecnológicos que establece la obligación del Estado de tener una política nacional de gestión integral de riesgos, lo cual implica la adopción de medidas para evitar y disminuir los niveles de riesgo y generar las capacidades para enfrentar emergencias y desastres.

En ese contexto, el Consejo Nacional de Gestión de Riesgos lo preside el Presidente de la república. «El gobierno no puede seguir echando la culpa al imperio, a la iguana, en el incumplimiento de sus responsabilidades», subraya.

Agrega la directora de Control Ciudadano que la referida ley debe cumplirse y subraya la necesidad de corregir la prohibición de acceso a la información de la prensa.

Enfatiza, además, que no hay rendición de cuentas de los fondos de emergencia, caso en el que la donación de las agencias internacionales y gobiernos representa un punto muy sensible.

En el terreno

Sobre el protocolo militar en las situaciones de emergencia, un general, que pidió a TalCual la reserva de su nombre, dice que lo procedente es que la Fuerza Armada apoya la acción del gobierno a través del Ministro de la Defensa y, a su vez, este se apoya en el Comando Estratégico Operacional (Ceofan), que actualmente dirige el general en Jefe Domingo Hernández Lárez.

«En esta oportunidad, el ministro de Interior y Justicia, almirante retirado Remigio Ceballos Ichaso, que viene de comandar el Ceofan, y es amigo de Padrino López, hay una interacción de trabajo entre el jefe del Comando Estratégico, el Ministro de la Defensa y el del Interior», refiere.

El jefe del Ceofan ha resaltado que «los generales del pueblo soberano se ponen al frente de las tareas asignadas defendiendo las garantías sociales en Las Tejerías». En esa zona de Aragua, la Fuerza Armada desplegó a los militares en 23 sectores.

En El Castaño, zona de Maracay afectada tras el deslave del 17 de octubre, fueron asignados 2500 militares, así como 700 funcionarios de Gestión de Riesgo y otros 250 funcionarios de Protección Civil y el Cuerpo de Bomberos.

Además, en medio de la contingencia en Aragua, se ha dispuesto de la Red Sanitaria Militar.

*Lea también: La FAN reporta remoción de escombros y despeje de vías en Las Tejerías



305



Por: Tal Cual Digital
Fecha de publicación: 2022-10-25 06:00:19
Fuente

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.