Su «cabeza explotó» durante un vuelo tras una cirugía en los ojos

Una entrenadora personal y nutricionista, además de modelo de OnlyFans, sufrió un terrible percance durante un vuelo, después de que se le abrieran los puntos de una operación que se había hecho poco antes, según ella explica.

La modelo, conocida en redes como Weronika, contaba en TikTok que hace poco viajó a Turquía para hacerse dos operaciones, una para agrandarse y levantarse el trasero y otra para estilizar la forma de sus ojos, buscando una mirada felina, un procedimento llamado cantoplastia.

Los videos en los que cuenta su historia, con más de 8,8 millones de visitas combinadas, Weronika cuenta que fue al servicio ya en el avión y que una vez allí oyó un ruido que provenía de detrás de su cabeza, que estaba vendada a causa de la operación. «Escuché un estallido audible y mi corazón estaba como [latiendo rápido], y dije ‘¿Qué diablos está pasando?’», contaba la mujer.

La modelo de OnlyFans, que promociona tener «cintura de 61 centímetros con un trasero de 127 y senos 85J», explicaba que para la operación le hicieron una «incisión que se abrió está detrás de mi oreja y en realidad fue bastante ruidosa».

Weronica contaba con el visto bueno de su cirujano para volar y además debió pasar por los forenses del aeropuerto, pues habían olvidado darle la documentación en la clínica, los cuales también permitieron que volara.

«Inmediatamente después del sonido, comencé a sentir este líquido caliente goteando por mi cuello… obviamente era sangre», continuó y agregó que la corriente también contenía una sustancia amarillenta maloliente.

«Sentí mucho dolor durante el resto del vuelo», contó la modelo, que volvió a colocar las vendas hasta aterrizar. «Se sentía tan caliente y todo ese líquido estaba drenando en este tejido. Honestamente, fue repugnante», dijo.

Ya en tierra pudieron comprobar que el drenaje de las incisiones que había tenido puesto antes de que le dieran el alta no había funcionado correctamente y que se había provocado una infección de la que debió ser tratada.

Según la joven la culpa la tuvo la presión del avión, aunque cabe destacar que la presión en los aviones está controlada y se mantiene a entre 0,81 y 0,75 atm, más o menos la misma que si se estuviera a entre 1.800 y 2.400 metros de altitud, una presión inocua para la mayoría de las personas, reseñó 20 minutos.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.