Descubren grupo criminal que explotaba sexualmente a menores venezolanas en Perú

La policía peruana que combate la trata de personas y el tráfico ilícito de migrantes descubrió a un grupo criminal que tenía entre sus víctimas a mujeres migrantes, incluidas seis venezolanas menores de edad a quienes presuntamente explotaba sexualmente, incluso dentro de una cárcel.

“Antes no hemos investigado un caso así”, dijo el lunes 24 de octubre a The Associated Press el coronel Manuel Díaz, jefe de la división de investigación de trata de personas.

Por su parte, el Instituto Nacional Penitenciario indicó que indaga los acontencimientos, y la ministra de la Mujer, Claudia Dávila, dijo que el caso es “tremendamente grave” por haber ocurrido en el interior de una prisión.

El jefe de la Dirección Contra la Trata de Personas y Tráfico Ilícito de Migrantes, general Ulises Guillén, indicó a la AP que entre enero y octubre han rescatado a 589 venezolanas víctimas de trata, de las cuales 28 eran menores de edad.

La investigación policial se extendió más de dos meses para observar, vigilar y seguir a los integrantes de la organización criminal, integrada por peruanos y venezolanos.

Díaz le dijo a la AP que los agentes ingresaron la semana pasada “a un prostíbulo llamado El Rosal”, en la provincia de Huaral, donde rescataron a tres adolescentes venezolanas de entre 15 y 16 años.

Luego, en otro local de Huaral —que era el lugar donde los tratantes recluían a las víctimas— rescataron a otras tres adolescentes venezolanas de entre 16 y 17 años.

Díaz indicó que estas víctimas tenían sellos en los antebrazos que las autoridades en Perú colocan a quienes ingresan a los penales. Los sellos eran de la cárcel de Huacho, una ciudad cercana a Huaral, dijo Díaz.

Adolecentes cautivas por venezolanos

Las adolescentes, junto a otra venezolana de 19 años, estaban cautivas y vigiladas por dos guardianes de su misma nacionalidad, un hombre de 18 años y una mujer de 47.
Esta última era la encargada de llevar a las víctimas a la cárcel de Huacho, donde eran explotadas sexualmente.

Omar Méndez, jefe de la agencia carcelaria peruana, dijo por la tarde a la radio RPP que la unidad de asuntos internos investiga el caso.

Hasta el momento han detectado que el 15 de octubre dos mujeres venezolanas ingresaron a la cárcel de Huacho, una de ellas muy joven con un documento de identidad aparentemente falso, junto a una mujer mayor.

La policía dice que una mujer venezolana de 47 años, apodada La Tuerta, que está detenida, reconoció ante los agentes que llevaba a las menores al interior de la cárcel para que fuesen explotadas sexualmente.

El jefe de los investigadores indicó que el método de captación se realiza usualmente a través de redes sociales o usando a una connacional, que las convence bajo una falsa oferta de trabajo.

“Les dicen: ‘vas a trabajar de anfitriona, de modelo, de mesera, de vendedora de prendas de vestir’, y como las personas tienen la necesidad clamorosa de salir por la crisis económica de Venezuela hacen el recorrido por Colombia, Ecuador hasta llegar a Perú”, dijo Díaz.

Con información de AP

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.