China lanza un nuevo módulo laboratorio para su estación espacial

Un cohete Larga Marcha-5B Y4 despegó esta jornada de la base de lanzamiento de Wenchang, ubicada en la provincia sureña de Hainan.

China lanzó este lunes una nueva nave no tripulada que trasladará el módulo del laboratorio Mengtian a su estación espacial, con vistas a completar a finales de este año la construcción de la infraestructura.

Un cohete Larga Marcha-5B Y4 despegó esta jornada de la base de lanzamiento de Wenchang, ubicada en la provincia sureña de Hainan, llevando consigo el módulo del laboratorio Mengtian, informó la CMSA, la agencia china dedicada a las misiones espaciales tripuladas.

Ocho minutos después de su despegue, el Mengtian se separó del cohete de transporte y entró en la órbita prevista para que posteriormente pueda acoplarse al módulo central -bautizado como Tianhe- de la estación espacial Tiangong, que cuenta con una tripulación de tres «taikonautas» (como se llama en China a los cosmonautas), que llegaron a la nave el pasado junio para una misión de seis meses.

El tercer y último módulo enviado a la estación espacial china

El laboratorio Mengtian será la última parte que se añada a la estructura de la Tiangong, que consta ya de dos módulos -Tianhe y Wentian- y que adquirirá una forma de letra T tras el acople de esta última parte.

El nuevo módulo, con una longitud de 17,8 metros y un diámetro de 4,2 metros, pesaba alrededor de 23,3 toneladas en el momento del lanzamiento.

Será un área exclusivamente de trabajo y actividad deportiva para los astronautas, al contrario que los otros dos módulos, que cuentan con baños y dormitorios.

El «Palacio celestial» chino podría quedarse solo

La estación espacial china, cuyo nombre significa «Palacio celestial» en mandarín, pesará alrededor de unas 70 toneladas y se espera que funcione durante unos 15 años orbitando a unos 400 kilómetros de la superficie terrestre.

En 2030, es probable que se convierta en la única estación espacial del mundo si la Estación Espacial Internacional, una iniciativa encabezada por Estados Unidos, a la que Rusia ya renunció,  y de la que Chine tiene vetado el acceso por los lazos militares de su programa espacial, se retira ese año tal y como está previsto.

En los últimos años, el programa espacial chino ha conseguido éxitos como alunizar la sonda Chang’e 4 en la cara oculta de la Luna -primera vez que se logra- y llegar por primera vez a Marte, convirtiéndose en el tercer país -tras Estados Unidos y la extinta Unión Soviética- en amartizar.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.