Seis de cada diez niños que son explotados laboralmente en Colombia son venezolanos

Bienestar familiar denunció que seis de cada diez niños de los que permanecen en las entradas de las plazas de mercado, centros comerciales, sistema de transporte y en las calles de las ciudades, son venezolanos.

En el más reciente operativo, la Policía encontró 332 menores, entre ellos 186 venezolanos, 139 colombianos, cuatro peruanos y tres ecuatorianos. En lo corrido del año, el número total de niños rescatados de la mendicidad es superior a 500.

Estos últimos tres días la Policía de Infancia y adolescencia, en cooperación con el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF) y autoridades nacionales, locales y regionales, realizaron operativos en todo el país contra la explotación laboral a menores de edad. En particular, se concentraron en los niños utilizados por adultos para pedir plata en la calle.

Los operativos fueron realizados en noventa y dos parques, sesenta y cuatro plazas de mercado, dieciséis terminales, doce aeropuertos, treinta y ocho sectores turísticos y veinte lavaderos de carros en las principales ciudades del país. Las ciudades con mayores casos de mendicidad fueron Bogotá, Cartagena, Popayán, Ibagué y Bucaramanga.

En muchos de los casos los menores estaban siendo explotados por sus propios padres.

El artículo 93 de la Ley 1453  indica que “el que utilice, instrumentalice, comercialice o mendigue con menores de edad, directamente o a través de terceros, incurrirá en prisión de tres a siete años y el menor será conducido al Instituto Colombiano de Bienestar Familiar para aplicar las medidas de restablecimiento de sus derechos. La pena se aumentará a la mitad cuando el autor sea un pariente hasta el cuarto grado de consanguinidad, segundo de afinidad o primero civil”.

Madre y tío utilizaban a menores

Uno de los casos detectados por las autoridades ocurrió en la zona histórica de Cartagena, Bolívar, donde una mujer utilizaba a sus tres hijos –entre los ocho meses y diez años de edad– para pedir dinero a las personas que transitaban por el centro de la ciudad.

En el lugar también fue encontrado un joven de diecisiete años, tío de los menores, que era el encargado de recoger el dinero que recibían los niños. La mujer fue puesta a disposición de la Fiscalía, mientras el tío, por ser menor de edad, está a la espera de solucionar su situación jurídica.

Realidad en el país 

Durante 2022, la Policía de infancia y Adolescencia ha dejado en manos del Instituto de Bienestar Familiar más de 500 menores de edad que eran obligados a trabajar en las calles de las ciudades. En 2021, el total fue de 771: en situación de calle, 705, y en explotación laboral, sesenta y seis.

Bienestar Familiar denunció que seis de cada diez niños de los que hoy permanecen en las entradas de las plazas de mercado, centros comerciales, sistema de transporte y en las calles de las ciudades del país son venezolanos.

Para la entidad es importante que los padres colombianos y extranjeros conozcan que hay centros de atención en todo el país que pueden recibir a los niños mientras ellos trabajan.

Bienestar familiar denunció que seis de cada diez niños de los que permanecen en las entradas de las plazas de mercado, centros comerciales, sistema de transporte y en las calles de las ciudades, son venezolanos.

Con información de El Carabobeño

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.