Familiares del niño fallecido en el Humboldt no tienen versión del colegio

1487132

Pasadas 24 horas de la muerte del niño Santiago Alejandro Guerrero al caer de la azotea del Colegio Humboldt, ubicado en la Alta Florida en Caracas, los familiares esperan por la versión de la directiva de la institución. El infante de cinco años cayó junto con un compañero de clases al romperse una claraboya en el techo del edificio, según comentaron sus allegados. El suceso ocurrió la mañana del 1 de noviembre.

Un familiar del infante, que este miércoles 2 de noviembre acompañó a sus padres y abuelos a la morgue de Bello Monte a recoger el cadáver, declaró que no hay una versión certera de las causas de la muerte del pequeño. Su madre hacía la cola desde las 11:30 am, para retirarlo del colegio, sin saber que su hijo se debatía entre la vida y la muerte en el Instituto Pediátrico La Florida.

Según lo que investigaron familiares del cursante de preescolar, este fue ingresado al referido centro médico por una enfermera que labora en la institución, quien lo trasladó en su vehículo particular y sobre una tabla.

Durante los últimos minutos de vida de Santiago Alejandro, junto a varios compañeros jugaban en la azotea de la institución. En esta área se encuentra una caja de arena, el piso está protegido por una media pared y encima de ella hay una cerca de hierro.

En esta azotea existen unas claraboyas, que son una especie de ventana de tamaño reducido que sirve como tragaluz. Según la versión recibida por la familia del niño, ambos infantes cayeron por esta abertura hasta la planta baja.

Niño que murió en el Colegio Humboldt cayó de una altura de siete metros

De allí en adelante, los sucesos no están claros. “No tenemos una versión oficial del colegio, los padres han intentado comunicarse con la maestra, pero no les contesta. Es una representante y amiga de la familia la que está sirviendo de enlace entre el colegio y sus padres, a pesar de que autoridades de la unidad educativa emitieron un comunicado asegurando que mantienen contacto con la familia”, precisó el familiar desde la morgue.

Mientras la madre aguardaba por la hora de salida, para regresar con su niño a casa, este ya presentaba muerte cerebral y fue trasladado sin su consentimiento del Pediátrico La Florida a la Clínica El Ávila, lugar donde falleció a las 02:30 pm.

“Vemos muchos errores, desde el descuido de los maestros, no llamar a los padres inmediatamente. No haberlo llevado a un centro con especialidad para el caso que fue”, cuestionó el pariente.

El fiscal general Tarek William Saab, designó a la Fiscalía 109° del Área Metropolitana de Caracas, para investigar los hechos donde falleció el niño a consecuencia del traumatismo craneoencefálico que sufrió al caer desde el sector donde se encontraba la caja de arena.

 La mañana de este miércoles, el colegio fue acordonado, pues las clases fueron suspendidas por el luto que embarga a familiares y otros representantes y mientras avanzan las investigaciones.  

Glorimar FernándezVista_1

Glorimar FernándezVista_1

Por: El Pitazo

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.