Amenazan con sancionar a ecologistas que mancharon un Van Gogh

El ministro de Cultura de Italia, Gennaro Sangiuliano, criticó hoy la acción de al menos tres ecologistas que lanzaron puré a un cuadro de Vincent van Gogh expuesto en Roma, y avisó que los ataques al patrimonio «pueden ser perseguidos penalmente».

«Atacar al arte es un acto innoble que debe ser firmemente condenado. La cultura, que es la base de nuestra identidad, debe ser defendida y protegida, no usada como megáfono para otras formas de protesta», dijo el ministro conservador en un comunicado.

Sangiuliano recordó que «los delitos contra el patrimonio cultural son gravemente castigados y que sus autores pueden ser perseguidos penalmente».

«Atacar al arte es un acto innoble que debe ser firmemente condenado. La cultura, que es la base de nuestra identidad, debe ser defendida y protegida, no usada como megáfono para otras formas de protesta», dijo el ministro conservador en un comunicado.

Puede leer: Activistas cubrieron edificios de Londres con pintura naranja

Sangiuliano recordó que «los delitos contra el patrimonio cultural son gravemente castigados y que sus autores pueden ser perseguidos penalmente».

El Código Penal incluye numerosas tipologías de delito contra el patrimonio, entre estos el de «destrucción, pérdida, deterioro o degradación de bienes culturales o paisajísticos», con penas de entre dos y cinco años de presión y multas de hasta 20.000 euros.

Este viernes, al menos tres jóvenes activistas por el clima, del grupo «Última Generación», accedieron al Palacio Bonaparte de Roma, que acoge una exposición sobre Van Gogh, y lanzaron puré de verduras contra su pintura «El Sembrador» (1888), protegida con un cristal.

Acto seguido, como en acciones precedentes en varios museos del continente, los activistas se pegaron a la pared y empezaron a gritar consignas de advertencia sobre el cambio climático.

Sangiuliano afirmó que el patrimonio cultural «debe ser protegido precisamente de las consecuencias del cambio climático» pero sostuvo que «este enésimo gesto no puede quedar como una legítima expresión de protesta», para después recordar las eventuales sanciones.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.