Pronósticos analíticos de Metadoro – El peso podría repetir la caída de 2008

El peso mexicano pierde 0.3% al ubicarse en 19.58 por dólar estadounidense y parece estar preparándose para iniciar una baja más seria.

Dos eventos clave en el otoño no fueron a favor de la moneda mexicana. La Reserva Federal no sólo continuó con un rápido aumento récord de la tasa de interés, elevándola por cuarta vez consecutiva en 75 puntos porcentuales, sino que, las palabras de Jerome Powell, destruyeron las esperanzas de inversores sobre una trayectoria de la política monetaria del regulador más suave.

Powell dijo en una conferencia de prensa que es demasiado pronto para hablar de una pausa en el ciclo de aumento de la tasa de interés, así como que su límite será más alto de lo esperado anteriormente. Además, en lugar de negar una recesión en la economía estadounidense, el jefe de la FED dijo que «nadie sabe si habrá una recesión o no».

Tal inseguridad de Jerome Powell, junto con el deterioro de los datos macroeconómicos en los Estados Unidos, significa que una leve recesión en la economía estadounidense en los próximos trimestres es inevitable. Por el momento, hay una recesión más grave en cuestión.

Ambas opciones para la moneda mexicana son extremadamente negativas, porque la estabilidad del tipo de cambio depende completamente del volumen de ingresos en dólares de los exportadores locales, así como de las transferencias de ingresos de mexicanos en los Estados Unidos. Si la economía estadounidense sufre una recesión, lo que estamos viendo ahora, entonces una disminución de ingresos en dólares estadounidenses tarde o temprano ejercerá una fuerte presión sobre el peso mexicano.

El segundo evento importante son los resultados de las elecciones intermedias en los Estados Unidos. El Partido Republicano fortalecido comienza su lucha por el poder presidencial en 2024. Por lo tanto, las leyes promovidas por la administración de Joe Biden ahora no pasarán por el Congreso o el proceso será muy largo y complicado. Por lo tanto, una recesión altamente probable en los Estados Unidos no recibirá una respuesta rápida, por lo que puede ser bastante prolongada, que nuevamente no beneficiará a las exportaciones mexicanas ni al peso. Mientras que la moneda mexicana trata de no prestar atención a las nubes engrosadas, manteniendo la confianza y la dinámica anual positiva (+8% frente al dólar estadounidense desde principios de 2022).

Sin embargo, la situación puede cambiar muy rápidamente, dado lo imperceptible para un observador inexperto en las sutilezas macroeconómicas. El hecho es que la brecha en la dinámica de las masas monetarias en los Estados Unidos y en México alcanzó un tamaño gigantesco en septiembre. Si entre enero y agosto, el agregado monetario M2 en los Estados Unidos mostró una disminución de 0.5%, en México durante el mismo período, hubo un crecimiento de M2 de 4.1%. En septiembre, la contracción del indicador estadounidense se aceleró bruscamente a 1.5%, y el crecimiento del indicador mexicano se aceleró a 4.8%.

No hace falta decir que esta situación es muy atípica y por supuesto tendrá un impacto negativo en el tipo de cambio del peso. Pero vale la pena prestar atención al otro lado de dicho proceso. El hecho es que la reducción de la masa en dólares en la historia siempre ha llevado a la caída de los mercados financieros. En la primera mitad de 2022, la contracción del 0.5% del M2 estadounidense estuvo acompañada por una caída del 20% del índice de mercado amplio S&P 500.

En septiembre, la compresión de la oferta monetaria del dólar fue del 1%. No es difícil adivinar que, probablemente, veamos al menos una caída de 20% del índice S&P 500 a 2900-3100 puntos, y como máximo una caída de 40% a 2100-2200 puntos. Dada la postura dura de la FED y el resultado de las elecciones intermedias, es más que real.

Por: Noticias al dia y a la hora
Autor: AL Día y a la Hora | @Notidiahora
Fecha de publicación: 2022-11-11 13:45:07
Fuente

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.