Alemania sugiere vacuna anti-covid a niños de más de 6 meses

La Comisión Permanente de Vacunación (StiKo) de Alemania recomendó este jueves vacunar contra la Covid-19 a los niños de entre seis meses y cuatro años de edad que presenten un riesgo de enfermar gravemente o en cuyo entorno haya adultos con patologías previas.

La StiKo propone administrar tres dosis de la vacuna de Comirnat o dos de la de Spikevax, ambas autorizadas para esa franja de edad a nivel europeo el pasado mes de octubre.

Al grupo de niños de alto riesgo pertenecen, según la Comisión, los nacidos de forma prematura (hasta que alcanzan los dos años de edad), así como los pequeños con síndrome de Down, sobrepeso, dolencias pulmonares o cardíacas u otros factores peligrosos.

Vea también: EEUU extiende hasta primavera la emergencia por Covid-19

El pasado mes de mayo la StiKo había instado a inmunizar a todos los niños a partir de cinco años de edad, aunque según datos recientes sólo el 22 % de los menores de entre cinco y 11 años ha obtenido la vacuna contra la Covid-19.

A pesar de las advertencias sobre la aparición de una ola otoñal, en las últimas semanas los datos recogidos por el Instituto Robert Koch (RKI) de virología apuntan a un descenso del número de casos en Alemania.

En las últimas 24 horas se registraron 33.306 nuevas infecciones, 14.514 menos que hace una semana.

La incidencia acumulada a siete días se situó hoy en 199,4 casos por cada 100.000 habitantes en la última semana, mientras que siete días antes se situaba todavía en 278,1 casos por cada 100.000 habitantes.

Cuatro estados federados anunciaron el viernes pasado su intención de levantar la obligatoriedad del aislamiento mínimo de cinco días de quienes se contagian de Covid-19, una medida que ya ha aplicado en Baviera, Baden-Württemberg (ambos al sur) y Schleswig-Holstein (norte), mientras que Hesse (sur) se hará próximamente.

Además, el Gobierno regional de Schleswig-Holstein ha manifestado la intención de discutir con otros «Länder» sobre la posibilidad de poner fin al uso obligatorio de mascarilla en el transporte público.

El ministro de Sanidad, Karl Lauterbach, advirtió en contra de estos pasos que «no cuentan con la aprobación» del Gobierno federal y alertó de que no es «responsable» ni hay «razones médicas» para levantar el aislamiento obligatorio, al que hasta ahora sólo se podía poner fin con un test negativo.

En los «Länder» que han derogado esta medida, los contagiados deberán acudir a trabajar a no ser que obtengan una baja, aunque deberán portar mascarilla fuera de su hogar.

El presidente de la organización de médicos de la aseguradoras públicas, Andreas Gassen, criticó este jueves el «mosaico» de restricciones anti-covid que ha surgido en Alemania y pidió un plan organizado para el levantamiento progresivo de las medidas.

La disparidad en las regulaciones anti-covid ha creado esa semana confusión en el caso de los trabajadores que se contagian en con el virus y que residen en un estado federado mientras que su empleo está ubicado en otro «Land». EFE

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.