El cerebro «triuno», los tres cerebros que controlan tu vida Por: Braulio Jatar Alonso

ero estas capas no son como las peligrosas serpientes que una piel nueva sustituye la otra vieja, por el contrario los tres cerebros funcionan simultáneamente,

Nuestro cerebro casi no ha evolucionado en 150.000 años. Tenemos el mismo cerebro que nuestros antepasados, los primeros Homo Sapiens Sapiens. Viene, por lo tanto, preparado para sobrevivir en esas circunstancias en las que el hombre salía de la caverna y se encontraba un león o un mamut. Pero, hoy día, con ese mismo cerebro, el ser humano sale a la calle y en lugar de encontrarse leones se encuentra otros seres humanos. ¿Y, cómo reacciona? Pues, como el hombre de las cavernas. Atacando o huyendo. No puede hacerlo de otra manera porque no sabe hacerlo de otro modo.

Su principal función es garantizar la supervivencia. Pero, hay una buena noticia: gracias a la neuroplasticidad (capacidad del cerebro a cambiar), podemos educar nuestro cerebro para que se comporte de una manera más civilizada. Y, como adultos, somos responsables de educar el cerebro, en proceso de formación, de nuestros niños.

El humano ha estado en la Tierra desde hace  millones de años. Como los demás órganos, el cerebro evolucionó aumentando tanto su contenido como su complejidad informacional. Su estructura actual refleja todos los estadios por los cuales ha pasado. Hoy sabemos que el cerebro evolucionó de abajo hacia arriba, de lo primario a lo complejo.

En lo más profundo del cerebro está la parte más antigua, el llamado tronco cerebral que regula muchas de las funciones biológicas básicas, incluyendo los ritmos de la vida como los latidos del corazón o la función respiratoria. De acuerdo con el descubrimiento del biólogo americano Paul Mac Lean, en el blog drgeorgeyr, las funciones más complicadas del cerebro, evolucionaron en tres etapas sucesivas.

       La primera etapa es el cerebro más primitivo o arquicerebro  (cerebro reptiliano). Está cubriendo el tronco cerebral, en el llamado «complejo r» (r de reptil), allí se encuentran: la agresividad, la territorialidad, las jerarquías sociales y la tendencia a seguir ciegamente a líderes. Este cerebro se desarrolló hace algunos cientos de millones de años en nuestros antecesores, los reptiles y mamíferos marinos. más profundo de nuestro encéfalo, hay algo parecido al «cerebro» de un cocodrilo.

       La segunda etapa es el cerebro emocional, límbico o paleocerebro. Ubicado alrededor del «complejo r» tenemos el complejo sistema límbico o «cerebro mamífero», evolucionado desde cientos de millones de años atrás en antecesores mamíferos. El cerebro emocional es una fuente importante de nuestros estados de ánimo, nuestras emociones, inquietudes, nuestra preocupación por los hijos, entre otros. Este cerebro está muy presente en los mamíferos, de allí la  expresividad de los sociales perros, hasta los fieros leones. 

       La tercera etapa es el cerebro humano, neocórtex o neocorteza. Es donde se concentra todo lo que nos hace seres humanos, y nos distancia por mucho de todos nuestros competidores en el mundo animal. La corteza atesora las artes, las ciencias, la conciencia de quienes somos, la posibilidad de cuestionar nuestra propia existencia, y también conocer nuestra mortalidad.

Pero estas capas no son como las peligrosas serpientes que una piel nueva sustituye la otra vieja, por el contrario los tres cerebros funcionan simultáneamente, por lo que podemos responder como una cobra, como una tigresa o como un monje tibetano, dependiendo de cual de las zonas respondan primero.

El problema comienza con la confirmación científica que la información externa llega primero a los cerebros mas básicos. El reptil recibe el estímulo en 125 milésimas de segundo, mientras la neocorteza lo hace a los 300 0 500 milisegundos.

Si respondemos de inmediato, sin pensarlo, lo haremos desde la boca de un cocodrilo, si seguimos la recomendación de la abuelita de «cuenta hasta diez antes de responder», lo haremos desde nuestra mejor racionalidad.

Extractos del libro de Braulio Jatar Alonso Lecciones de inteligencia emocional en situaciones extremas

Editor Reporte Confidencial / Abogado 18342 / Comunicador SNTP 8248 / Locutor 17210 / Profesor Inteligencias / Escritor / 7 libros amzn.to/2G3W6ja

Preso Político #ONU #OEA

Twitter @BrauliojatarA

Facebook Braulio Jatar Alonso

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.