India lanza su primer cohete desarrollado por una empresa privada

Este plan permite a inversores y empresarios la construcción de cohetes, satélites, así como ser parte de las misiones de la agencia espacial.

La Organización de Investigación Espacial de la India (ISRO) lanzó con éxito este viernes el primer cohete desarrollado por una empresa privada india, como parte de su plan para ampliar su capacidad de éxito al abrir el sector espacial al capital independiente.

El cohete Vikram-S, lanzado desde la isla costera de Sriharikota como parte de la misión «Prarambh» («Comienzo», en hindi), fue desarrollado por la empresa emergente Skyroot Aerospace, fundada en 2018 por dos científicos indios, ex miembros de la agencia espacial india, creada con el objetivo de «abrir el espacio para todos».

«Me alegra anunciar el exitoso lanzamiento de la misión Prarambh, el comienzo de Skyroot Aerospace», anunció el presidente la agencia gubernamental para promover las actividades del sector privado en el espacio, IN-Space, Pawan Kumar, durante la transmisión en directo del despegue.

La India anunció a mediados de 2020 la apertura del sector espacial a empresas privadas para ampliar la capacidad de financiación de los programas indios, e involucrar a empresas tecnológicas y científicas que hasta entonces solo ofrecían servicios o suministros.

Este plan permite a inversores y empresarios la construcción de cohetes, satélites, así como ser parte de las misiones de la agencia espacial.

«Hicimos historia hoy al lanzar el primer cohete privado de la India. Es un símbolo de la nueva India y solo el Prarambh de un gran futuro», dijo hoy el cofundador de Skyroot Aerospace, Pawan Kumar Chandana.

Vikram-S fue desarrollado durante dos años, usando materiales compuestos y con la estructura del núcleo de fibra de carbono, por un equipo de 200 ingenieros, y asegura ser uno de los más económicos en su categoría, de acuerdo con los desarrolladores.

Kumar, de 31 años, y el también cofundador Naga Bharat Daka, de 32, han conseguido una financiación de casi 70 millones de dólares para las operaciones de su compañía que el año pasado se convirtió en la primera empresa emergente india en firmar un acuerdo de entendimiento con ISRO.

La India cuenta con uno de los programas espaciales más activos del mundo y comenzó a colocar satélites en la órbita terrestre en 1999.

Sus misiones a la Luna y Marte, así como sus económicos lanzamientos de decenas de satélites al mismo tiempo, han contribuido a que muchos países elijan a la nación asiática para poner en órbita sus aparatos de tamaño reducido.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.