Una silenciosa cadena de entuertos llevó a María Lionza hasta su nuevo pedestal

La Alianza Rebelde Investiga (ARI) integrada por TalCual, El Pitazo y Runrunes publica los hallazgos del especial “El último viaje de María Lionza”, en el que siguió el rastro, desde Caracas hasta Yaracuy, para demostrar cómo varias instituciones del Estado prepararon silenciosamente y durante por un par de meses de anticipación la salida del monumento desde la Ciudad Universitaria de Caracas hasta el epicentro de su culto de adoración 


La estatua original de María Lionza, obra del escultor Alejandro Colina, bajada de su pedestal hace 18 años para ser restaurada, fue extraída del galpón donde se encontraba resguardada por la Universidad Central de Venezuela, propietaria de la obra, y en la madrugada del 2 de octubre fue trasladada a Quibayo, una zona rural del estado Yaracuy, donde se le venera como una deidad.

El traslado comenzó en la madrugada del 2 de octubre, pero el proceso se remonta a por lo menos dos meses antes. La estatua de María Lionza, acostada en la carga de un camión y cubierta con lonas, salió del galpón de la hacienda Ibarra en la Ciudad Universitaria.

La UCV hizo la denuncia pública el 3 de octubre ante la División Contra Hurtos del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc), un día después de que efectivamente la estatua había sido sacada del lugar con toda la parafernalia y exigencias técnicas -movimiento de personal e ingreso de material pesado, una grúa, e iluminación- que requiere la movilización de una estructura de 6,7 metros de alto.

El 4 de octubre María Lionza fue recibida en su nuevo hogar en medio de tambores y cantos dedicados a la diosa. El pedestal, parte del piso y la cerca que la rodea fueron culminados tan solo días antes del traslado.

*Lea también: El daño al patrimonio cultural en Las Mercedes que el Estado deja hacer y pasar

Luego, el 6 de octubre se hizo el desmontaje de la obra. Hasta ese mismo día esperó el Instituto de Patrimonio Cultural para confirmar públicamente y mediante un comunicado el traslado de la escultura.

Ahora reposa sobre un pedestal de tres metros de altura recubierto de granito, rodeado por una cerca y el piso es una estrella de ocho puntas que representan las ocho provincias venezolanas.

El 9 de octubre, finalmente se dio a conocer de manera oficial el nuevo lugar de reposo de la estatua. En el acto participaron los ministros Ernesto Villegas y Freddy Ñáñez, además del gobernador de Yaracuy, Julio León Heredia.

Mervin Ortega, asesor jurídico de la UCV, asegura que la casa de estudios mantiene la denuncia interpuesta el 3 de octubre ante la División Contra Hurtos del Cicpc, pero hasta la fecha no han recibido información alguna sobre la inspección realizada y los avances en la investigación.

Para hacer el recorrido y conocer los detalles de este viaje, haga clic en el especial aquí o en la imagen.

1.637

Por: Tal Cual Digital
Fecha de publicación: 2022-11-19 11:00:29
Fuente

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.