Torta de caramelo

Si te gusta el caramelo y las tortas, está combinación te va a fascinar. Si sigues los pasos verás que es muy fácil de hacer.

Ingredientes:

  •  4 cucharadas soperas de Caramelo líquido
  •  260 gramos de Harina para repostería
  •  15 gramos de Polvo de hornear
  •  200 gramos de Azúcar (1 taza)
  •  120 gramos de Mantequilla
  •  200 mililitros de Crema de leche o nata
  •  4 Huevos

 Preparación

Antes de ponernos manos a la obra con el bizcocho de caramelo repasamos la lista de ingredientes y los dejamos todos preparados. La mantequilla debe estar a temperatura ambiente para trabajarla mejor. Por otro lado, puedes comprar el caramelo ya preparado, o hacerlo tú mismo siguiendo esta sencilla receta de caramelo líquido.

Cogemos un bol o cualquier otro recipiente grande, añadimos la nata o crema de leche y agregamos las cucharadas de caramelo. Si queremos que la torta casera quede con un sabor más intenso, podemos añadir más cantidad de caramelo.

Una vez integrados los ingredientes anteriores, agregamos el azúcar y batimos. Podemos emplear unas varillas eléctricas, una batidora de mano o varillas manuales.

Cuando se haya integrado el azúcar, empezamos a incorporar los huevos uno a uno. De esta forma, hasta que un huevo no esté bien mezclado no agregamos el siguiente. En este punto, precalentamos el horno a 180 ºC, con calor arriba y abajo.

Luego, calentamos la mantequilla para que se funda ligeramente y la añadimos a la mezcla para continuar con la preparación de la torta de caramelo esponjosa. Como ves en la imagen, no es necesario que esté completamente fundida, basta con un poco para que se integre mejor en la mezcla.

Para obtener una masa más fina y, por ende, un bizcocho de caramelo más suave, recomiendo tamizar la harina junto con los polvos de hornear. Yo lo hemos hecho directamente sobre el bol con la preparación para ahorrar tiempo.

Integramos los ingredientes anteriores con ayuda de una espátula, haciendo movimientos envolventes para evitar que la mezcla pierda cuerpo y volumen. Si quieres, puedes probar la preparación y decidir si necesita un poco más de caramelo.

Engrasamos un molde con mantequilla para evitar que el bizcocho de caramelo se quede pegado y vertemos la mezcla. Así mismo, yo he cubierto la base del molde con papel de horno para retirarlo mejor. Para que tengas una referencia, mi molde es de 20 cm de diámetro.

Horneamos la torta de caramelo a 180 ºC durante 40-45 minutos aproximadamente. En función del tipo de horno que tengas, puede que tarde más o menos, por lo que te recomiendo estar pendiente y vigilar el bizcocho. Realiza la prueba del palillo para ver si realmente está hecho o no antes de retirarlo del horno.

Dejamos enfriar la torta de caramelo sobre una rejilla antes de desmoldarlo. Una vez frío, lo retiramos del molde y lo servimos. Como ves, se trata de un bizcocho esponjoso y con mucho sabor. Y si te animas a decorarlo para hacer una tarta de cumpleaños, te aconsejamos que optes por rellenarlo de dulce de leche y cubrirlo con frosting de chocolate blanco. ¡Prueba esta receta de queque fácil y dime cómo te ha quedado!

Amplíe la información en Recetasgratis

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.