Hombre muere al ser arrastrado por crecida de río Naiguatá

1501532

La Guaira.- Los naiguatareños Eusebio Da Corte, de 56 años, y Alexis Ramos, de 55 años de edad, se dispusieron a cruzar el río Naiguatá, en Vargas, el afluente de agua dulce más importante del pueblo homónimo. Eran pico más de las 2:00 pm del lunes, 28 de noviembre, y no era la primera vez que lo hacían. Ambos crecieron en la zona y conocían los espacios. Y aunque el río había aumentado de caudal, no parecía riesgoso.

Da Corte y Ramos comenzaron a cruzar la cuenca, a la altura de la calle 12 del barrio San Antonio de Naiguatá. Y de repente, sin aviso, una oleada de sedimentos y agua bajó por el río y se llevó a los hombres consigo. Da Corte logró ser rescatado cuando era arrastrado en la cuenca del río Naiguatá, pero Ramos no tuvo la misma suerte. Su cuerpo fue recuperado en la playa, a dónde lo arrastró la corriente, por organismos de seguridad y pescadores.

«Aquí ha estado lloviendo mucho, pero más que todo hacia la montaña. Ellos estaban cruzando el río y la corriente creció y se los llevó. Vecinos de la calle 12 se dieron cuenta y dieron la voz de alarma y entre todos nos activamos. Ellos se confiaron porque la corriente se veía manejable. No sé imaginaron que iba a venir una ola», refirió via telefonía a El Pitazo José Castillo, familiar de Alexis Ramos.

Vargas | Madre y dos hijos fallecen tras desplomarse su vivienda en Catia La Mar

Ante la situación, funcionarios de los cuerpos de Bomberos y Protección Civil de la región litoralense, iniciaron la búsqueda de Ramos a lo largo de la cuenca, mientras que a Da Corte, quien sufrió múltiples contusiones y un fuerte traumatismo de tórax, lo trasladaron desde Naiguatá al Hospital Dr. José María Vargas de La Guaira.

La búsqueda de Ramos se extendió hasta la desembocadura de la cuenca del rio Naiguatá y hacia mar abierto, con apoyo de los pescadores de la zona y del club Puerto Azul. El cuerpo del hombre fue encontrado flotando a unas dos millas náuticas de la boca del río.

La muerte de Ramos mantiene enlutado al pueblo de Naiguatá, donde era muy apreciado. El hombre residía en la calle 4 del barrio San Antonio y trabajaba como mesero en restaurantes de playa de la zona.

El cuerpo de Alexis Ramos fue recuperado en el mar tras ser arrastrado por una crecida del río Naiguatá | Foto: Cortesía

Nadeska NoriegaVista_4

Nadeska NoriegaVista_4

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas de nuestro país visitan diariamente El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para muchos de ellos somos la única fuente de noticias verificadas y libres de parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso creamos un programa de membresías: No cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y contribuyan con un aporte económico que es cada vez más necesario.

Forma parte de la comunidad de Superaliados o da un aporte único.

Asegura la existencia de El Pitazo con una contribución monetaria que se ajuste a tus posibilidades.

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.

Por: El Pitazo

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.