Oposición pide anulación de elecciones en Guinea Ecuatorial

La oposición de Guinea Ecuatorial ha pedido la «total anulación y repetición» de las elecciones del pasado 20 de noviembre, que dieron al presidente Teodoro Obiang un polémico triunfo validado ayer por el Tribunal Constitucional del país.

La petición figura en un comunicado publicado a última hora de este miércoles en Twitter por el secretario general del partido Convergencia Para la Democracia Social (CPDS, única fuerza política de verdadera oposición autorizada), Andrés Esono, el gran rival de Obiang en las elecciones presidenciales.

Tras ser rechazado el recurso contencioso electoral presentado por CPDS contra los comicios, el partido rechazó las elecciones presidenciales, legislativas y municipales celebradas el 20 de noviembre «por ser fraudulentas, antidemocráticas e injustas, al tiempo que exige su total anulación y repetición».

Los comicios fueron «un auténtico golpe de Estado electoral, dado por un jefe de Estado que accedió al poder mediante un golpe de palacio y está dispuesto a permanecer en él contra la voluntad popular», subrayó la formación de Esono.

CPDS volvió a denunciar las «gravísimas irregularidades» que detectó en la jornada electoral, como el «voto público -que debía ser secreto- en todas las mesas de la periferia», el sufragio de «personas ausentes» o la presencia de «mesas electorales itinerantes».

Con todo, el partido señaló que «seguirá firme en su lucha política pacífica por la instauración de la democracia en Guinea Ecuatorial».

El comunicado se emitió después de que la Unión Europea afirmara que «lamenta que el entorno en el que se llevaron a cabo no fuera propicio para elecciones democráticas, pluralistas y participativas».

El Gobierno de Estados Unidos expresó este martes sus «dudas serias» sobre la credibilidad de los resultados electorales.

CPDS ya calificó el pasado domingo de incorrecto el resultado anunciado el sábado de las elecciones presidenciales, que dio a Obiang el 94,9 por ciento de los votos y un sexto mandato de siete años, según un escrutinio oficial en el que el número de votos válidos es inferior al del total de los tres candidatos que pugnaban por la Presidencia.

Obiang, de 80 años y el presidente con más tiempo en el poder del mundo, pues gobierna desde 1979, recibió 405.910 de los 411.081 votos válidamente emitidos como candidato del gubernamental Partido Democrático de Guinea Ecuatorial (PDGE), que concurrió a los comicios coaligado con 14 formaciones políticas.

Siempre de acuerdo con el recuento oficial, en segundo lugar quedó Esono, quien se adjudicó 9.684 votos.

En tercera y última posición se situó el líder del Partido de la Coalición Social Demócrata (PCSD, tradicionalmente afín al PDGE), Buenaventura Monsuy Asumu, con 2.855 sufragios.

Si se toman en cuenta las cifras oficiales, el número de votos declarados válidos por la Junta Electoral Nacional (411.081) es inferior al números de votos cosechados por los tres candidatos presidenciales (418.449).

Los ecuatoguineanos también eligieron los 100 parlamentarios de la Cámara de Diputados (Cámara Baja) y 55 de los 70 miembros del Senado (Cámara Alta), así como a los representantes municipales del país.

El PDGE obtuvo los 100 escaños de la Cámara de Diputados y los 55 del Senado, así como 588 concejales sin que CPDS y PCSD consiguieran representación en esas votaciones.

«Atribuirse el 100 % de escaños en todos los puestos del país, tanto en el Senado, Cámara de los Diputados y ayuntamientos, demuestra que Obiang es un dictador de la peor calaña», subrayó Esono a EFE el pasado sábado.

El país sólo ha conocido dos presidentes desde su independencia de España en 1968: Obiang y su tío Francisco Macías, a quien derrocó en un golpe de Estado en 1979.

Con Obiang al frente, Guinea Ecuatorial ha hecho grandes inversiones en infraestructuras merced a la riqueza petrolera del país, principal fuente de ingresos del Estado.

Sin embargo, sus detractores le reprochan haberse beneficiado él y sus allegados de la explotación del crudo, mientras una mayoría de la población ecuatoguineana vive en la pobreza.

Las organizaciones pro derechos humanos también acusan al régimen de ser uno de los más represivos y corruptos del mundo.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.