Nueva Zelanda busca que Google y Meta paguen a medios

El Gobierno de Nueva Zelanda propondrá un proyecto de ley para obligar a las grandes plataformas tecnológicas, como Google y Meta (Facebook), a pagar a las empresas mediáticas por publicar y compartir sus contenidos noticiosos, siguiendo los pasos de países como Australia y Canadá.

«No es justo que las grandes plataformas digitales como Google y Meta alojen y compartan las noticias locales de forma gratuita. Producir las noticias cuesta y es justo que paguen», dijo el ministro de Medios y Radiodifusión de Nueva Zelanda, Willie Jackson, en un comunicado publicado la víspera.

Jackson afirmó que de aprobarse eventualmente la ley, se inyectaría al mercado local al menos unos 30 millones de dólares locales (19,3 millones de dólares estadounidenses o 18,25 millones de euros), según declaraciones a periodistas recogidas por el portal de noticias Stuff.

Con la propuesta, el Gobierno de la primera ministra neozelandesa, la laborista Jacinda Ardern, también quiere abordar el desequilibrio en el poder de negociación para acordar de forma voluntaria el pago por los contenidos noticiosos, que favorecen a las grandes tecnológicas y los grandes medios del país oceánico.

«Si bien se han alcanzado algunos acuerdos voluntarios, los medios regionales pequeños, maoríes y del Pacífico, así como los étnicos, tienen probabilidades de quedarse fuera, por lo que esto se trata de que todos tengan igualdad de oportunidades», precisó Jackson en el comunicado.

Por ello, el proyecto también contempla permitir que los medios locales, entre ellos los pequeños diarios regionales y comunitarios, formen colectivos sin requerir primero la aprobación de la Comisión de Comercio para negociar «acuerdos de gran calidad» con las grandes plataformas digitales.

Así, las plataformas digitales tendrán un período, de entre tres y seis meses, para entrar en negociaciones voluntarias antes de que se aplique la ley.

Según Jackson, el golpe en los ingresos de los medios -debido a la mayor captación de las inversiones publicitarias en las plataformas digitales- afecta la calidad de los contenidos locales, la capacidad de producir noticias y la estabilidad laboral de los periodistas, por lo que consideró que «es crítico que quienes se benefician con sus contenidos noticiosos paguen por ellos».

La propuesta de legislación neozelandesa se inspira en la ley pionera australiana, que entró en vigor el año pasado, y Canadá, así como en las iniciativas de Reino Unido y la Unión Europea de introducir medidas similares en sus jurisdicciones próximamente.

Australia, vecino de Nueva Zelanda, puso en marcha e0l 3 de marzo de 2021 una ley que obliga a las grandes plataformas digitales como Google y Facebook a negociar un pago con los medios locales, que ha sido considerado «un éxito» por el Ejecutivo de Camberra, ya que ha permitido desde entonces lograr «más de 30 acuerdos comerciales».

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.