Fundador de FTX testificará ante al Congreso de EE.UU. sobre el desvío de fondos

El fundador de la malograda plataforma de criptomonedas FTX, Sam Bankman-Fried, se comprometió a testificar por videoconferencia ante un comité de la Cámara de Representantes de Estados Unidos el próximo martes.

En un mensaje de Twitter en el que respondió a una interpelación de la congresista demócrata Maxine Waters, Bankman-Fried aseguró que aún no dispone de acceso a muchos de sus datos profesionales o personales, pero que aún así, está dispuesto a testificar el próximo 13 de diciembre.

También puede leer:

FTX debe más de US$ 3.000 millones a sus 50 principales acreedores

 

«Hay un límite a lo que podré decir y no podré ser todo lo útil que me gustaría», lamentó el emprendedor caído en desgracia.

Desde la fallida de FTX, Bankman-Fried sostiene que no era consciente de que los fondos de los clientes se redirigían a su firma de inversiones asociada, Alameda, uno de los principales motivos que la llevó a la bancarrota.

«Lo hice sin saber»

En una entrevista virtual retransmitida en vivo por el diario The New York Times en noviembre, Bankman-Fried dijo que no mezcló fondos «a sabiendas», que él no era quien dirigía Alameda y que solo ha tenido conocimiento de lo que ocurría en las últimas semanas, cuando se han desvelado públicamente los hechos.

FTX se declaró en quiebra el pasado 11 de noviembre y a finales de ese mismo mes, los nuevos gestores de la compañía comparecieron por primera vez ante el tribunal de bancarrotas del estado de Delaware (EE.UU.) para comenzar el proceso de reestructuración.

Los abogados de la nueva directiva y su actual responsable, John Ray, sostienen que una «cantidad sustancial» de los activos de la compañía podrían haber sido robados o están desaparecidos.

Los nuevos gestores también han denunciado que la empresa tenía una «ausencia total de controles corporativos» y una falta de «información financiera fiable».

La plataforma, que llegó a estar valorada en 32.000 millones de dólares, podría tener más de un millón de acreedores en todo el mundo. Hasta ahora, la compañía ha admitido que debe más de 3.000 millones de dólares a sus 50 principales acreedores.

Sin embargo, Bankman-Fried responsabiliza de la quiebra en parte a la masiva venta de criptomonedas que se produjo a principios de año.

Para el fundador de la empresa, esa venta redujo a la mitad la garantía de FTX, de unos 30.000 millones de dólares.

Llegados a esa situación, según Bankman-Fried, la venta de criptomonedas continuó, combinada con una restricción crediticia y una «huida del banco», lo que redujo la garantía a 9.000 millones antes de que FTX se declarara en quiebra.

Fuente: EFE

Por: Finanzas Digital
Autor: Juan Carlos Pérez
Fecha de publicación: 2022-12-10 10:18:30
Fuente

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.