▷ DRACC: Venezuela está más vulnerable, menos resiliente y más expuesto a los impactos del cambio climático #12Dic

Un panorama poco favorable para la agricultura, la ganadería y la pesca; revela el Segundo Reporte Académico de Cambio Climático en Venezuela, también advierte que se está registrando y se registrará una disminución del Producto Interno Bruto (PIB).

Aunado a ello, el aumento de las temperaturas tendrá un efecto directo sobre los reservorios hídricos del país. Además, la crisis humanitaria se agravará, la migración aumentará y las infecciones por insectos vectores serán más comunes debido a la destrucción de ecosistemas.

En la elaboración del Segundo Reporte Académico de Cambio Climático en Venezuela están trabajando más de 60 autores, con investigaciones centradas en Venezuela de cara al cambio climático y sus consecuencias en áreas como la salud, la economía, la agricultura y los ecosistemas. Específicamente fueron desarrollados los estudios de tres equipos de trabajo y dos grupos de tareas especiales.

La información está contenida en el primer borrador del Segundo Reporte Académico de Cambio Climático en Venezuela (DRACC), por parte de la Academia de Ciencias Físicas, Matemáticas y Naturales (Acfiman).

Durante su intervención, Ismardo Bonalde explicó que este estudio es una actualización del reporte anterior (2014-2018) que incluye recolección de datos e información sobre el cambio climático en el país, análisis científicos, estudios teóricos y simulaciones de
modelos de cambio climático. Además, se analizaron los impactos y vulnerabilidades sobre ecosistemas relevantes en el país.

«El cambio climático es un tema de Estado, esencialmente. En el año 2014 decidimos tomar acciones, actividades relacionadas al cambio climático. Particularmente porque el Estado venezolano no se ha abocado a esas actividades de manera particular como debería ser», dijo, sin embargo, aseveró: «Algo importante que ha ocurrido es que el Ejecutivo nacional pareciera que finalmente va a tomar cartas en el asunto. Desde la Academia le damos una bienvenida a esa acción gubernamental porque es su responsabilidad. La Academia es un ente asesor del Ejecutivo y Legislativo, pero las decisiones y lo que debe hacerse está en manos del gobierno», puntualizó Bonalde.

11 datos preocupantes: Impacto presente y futuro

De acuerdo con la información presentada, el país se encuentra en situación de vulnerabilidad frente al cambio climático. Entre otros aspectos, el reporte de la Acfiman destaca los siguientes: 

1.- Actualmente Venezuela ocupa el puesto 118 -de 166- en el Reporte Global de Desarrollo Sostenible 2020. El puntaje fue de 61.7 puntos, casi 10 por debajo del puntaje regional que se ubica en 70.4 puntos.

2.- Venezuela permanece sin un marco nacional de políticas y estrategias frente al cambio climático. También continúa presentando una debilidad normativa en el tema, que refleja el
incumplimiento por parte del Estado de acuerdos internacionales.

3.- Entre 2010 y 2020, el aumento de las temperaturas ha contribuido con la reducción del Producto Interno Bruto (PIB) per cápita entre 0,97 y 1,30%.

4.- Hacia 2030, el PIB per cápita de Venezuela será 10% menor al que hubiera tenido sin cambio climático. Para 2050, el PIB estará 36,6% por debajo. 

5.- No existe una política estatal para la reducción de los gases de efecto invernadero. Para 2019, 34% de los GEI fueron «emisiones furtivas», es decir, producto de fugas, quema y venteo durante la producción de petróleo y gas; 16% de las emisiones provino de la
generación eléctrica; 15% del uso del suelo/bosques; 13% de la agricultura y 10% del transporte. El restante 12% fue generado por procesos industriales, manufactura y construcción, manejo de desechos y sector residencial.

6.- Para 2030, 200.000 personas pueden caer bajo la línea de pobreza extrema en el país debido al cambio climático.

7.- Se espera un aumento en la temperatura de 3 grados y un incremento en 10% en las precipitaciones.

8.- Según diferentes modelos, el agua será un recurso afectado en muchas regiones del país. Como consecuencia, se verá impactada negativamente la actividad agrícola, generando pérdidas de hasta un 25% en cultivos y producción de alimentos.

9.- En un escenario de calor seco, la cantidad de ganado vacuno en Venezuela disminuirá en 3,2%. 

10.- Las infecciones mediadas por insectos vectores han aumentado y aumentarán su incidencia periodicidad y rango de ocurrencia hacia zonas de tierras altas y rurales.

11.- Se recomienda atender la afectación sobre disponibilidad y calidad de los recursos hídricos en el país, atendiendo siete áreas de conservación: Maracaibo, Caribe; Orinoco sur, Amazonas; Andes, serranía del interior; Río Negro; Delta del Orinoco; Esequibo, y Orinoco Norte, Llanos.

Un país pequeño y sin gran desarrollo industrial, pero contaminante

El presidente de la Acfiman subrayó que, actualmente, Venezuela no aporta la misma cantidad de gases contaminantes a la atmósfera que otros países con una industria más desarrollada. Sin embargo, enfatizó en que esto no constituye motivo para desentenderse del asunto: «Debemos saber en qué y cómo comprometernos sin dañar nuestra economía, que ya está en un estado de deterioro indescriptible». 

«No parece viable que el país pueda comprometerse al mismo nivel que las grandes naciones. Tenemos que revisar esas posturas acerca de nuestro compromiso con el cambio climático. Sí podemos contribuir con la disminución de los gases de efecto invernadero. Sí
podemos contribuir con el mantenimiento de nuestra biodiversidad a pesar de ser un país pequeño. Debemos insistir al Ejecutivo nacional que debe involucrar a los expertos nacionales en este tema. Que tenemos en Venezuela a las personas con capacidad para hacerlo y que es importante que se haga», sentenció Bonalde.

De hecho, según señala el borrador del informe de la Acfiman en los últimos años se ha venido registrando una reducción de la emisión de gases de efecto invernadero, pero no por una política orientada a lograrlo, sino por la crisis económica, la disminución de generación eléctrica, la reducción de la producción de petróleo y su refinación; y la caída de la producción de acero, aluminio y cemento.

En su intervención, la profesora Alicia Villamizar explicó que la situación actual muestra un país donde se sienten con mayor intensidad los impactos del cambio climático, pues la problemática ambiental se ha acentuado. «Es decir, estamos más vulnerables, menos resilientes y más expuestos a los impactos del cambio climático. La otra situación es la crisis compleja humanitaria que conforma un marco de precariedad en todos los ámbitos del país, unos que se verán afectados por el cambio climático».

Sin embargo, la doctora en Desarrollo Sostenible destacó que el aspecto positivo está en la gran cantidad de información científica que se ha producido gracias a este reporte. Aunque reconoció que podría ser más, aseguró que es «mucho más robusta, mucho más
acuciosa en términos de discernir entre los eventos naturales y la variabilidad climática y los efectos del cambio climático», aseveró, luego de lo cual agregó: «A pesar de la diáspora en término de científicos e investigadores nacionales, tenemos un numero bastante
bueno. Alrededor de 60 autores están contribuyendo con el reporte».

Pulsa aquí para apoyar la libertad de expresión en Venezuela. Tu donación servirá para fortalecer nuestra plataforma digital desde la redacción del Decano de la Prensa Nacional, y así permitir que sigamos adelante comprometidos con la información veraz, como ha sido nuestra bandera desde 1904.

¡Contamos contigo!

Apóyanos aquí

– Publicidad –

Por: El Impulso
Autor: Juan Bautista Salas
Fecha de publicación: 2022-12-12 19:55:34
Fuente

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.