El caos en un concierto de Bad Bunny desata una investigación contra Ticketmaster en México

Ticketmaster, la compañía internacional dedicada a la venta de boletos de eventos deportivos, musicales y culturales, está en la mira de las autoridades mexicanas por malas prácticas que han afectado a miles de consumidores y podría enfrentar sanciones próximamente.

La polémica más reciente en la que incurrió Ticketmaster, una empresa con sede en Beverly Hills (California, EE.UU.) que opera en una decena de países europeos y en Norteamérica, fue en el concierto más esperado en el año en México: la presentación del cantante puertorriqueño Bad Bunny en el Estadio Azteca de la capital.

Para algunos fanáticos del artista de trap y reggaetón de poco sirvió acampar dos noches antes del primer concierto, el del pasado viernes 9 de noviembre, ya que, aún con boleto en mano, les fue negada la entrada de manera arbitraria porque su lugar ya había sido utilizado. Las denuncias se repitieron durante la segunda fecha del pasado sábado 10, de al menos 110 consumidores que documentó Profeco.

En respuesta a la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), Ticketmaster se excusó explicando que los «inconvenientes» en el acceso al Estadio Azteca fueron consecuencia de la «presentación de un número considerable de boletos falsos, así como de una operación intermitente de su sistema, lo que motivó que a espectadores con boletos legítimos les fuera negada la entrada».

Sin embargo, el comisionado de la Profeco, Ricardo Sheffield, aseguró que Ticketmaster duplicó, al menos, unas 1.600 entradas.

«Emitieron doble los boletos por parte de la empresa. Es inaceptable para una empresa que desde hace décadas solo se dedica a emitir boletos a nivel mundial», dijo Sheffield en entrevista con Imagen Radio.

Sanciones

Sheffield informó que los consumidores afectados deberían recibir un reembolso total del boleto, más un 20 % en concepto de indemnización. Sin embargo, Ticketmaster se ha rehusado a pagar el 20 % extra que marca la ley mexicana, de acuerdo con el titular de Profeco.

«La ley marca el 20 % y ni eso quieren pagar», dijo Sheffield.

En espera de la resolución del caso, la multa máxima a Ticketmaster podría ser del 10 % de las ventas totales en México del año pasado. «Pero si es un error y la empresa lo resarce, en ese caso podemos poner una multa prácticamente simbólica, porque lo que nos interesa es que no se repita la conducta», acotó Sheffield.

En los últimos meses, usuarios se quejaron de Ticketmaster por la duplicación de entradas en los conciertos en México de Harry Styles y Dua Lipa, mientras que los asistentes al festival Corona Capital reclamaron que la compañía cambió de última hora las condiciones para recoger los tickets.

 

Fuente: RT


Autor: NOTIFALCON
Fecha de publicación: 2022-12-13 04:40:25
Fuente

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.