#España | El gobierno socialista de Mallorca sigue exigiendo el catalán a los médicos

El gobierno socialista de Mallorca, presidido por Catalina Cladera, sigue exigiendo catalán a los médicos pese a la falta de personal, tal y como figura en las bases de la convocatoria de un procedimiento extraordinario de selección de funcionarios interinos de naturaleza simplificada para cubrir plazas vacantes de la categoría de médico.

Una iniciativa recién aprobada porque, como se recoge en la publicación, «la bolsa con esta categoría profesional del Consell de Mallorca está agotada y visto que hay puestos de trabajo vacantes, hay que crear una nueva bolsa para poder cubrir las necesidades actuales y otras que puedan acontecer».

Se trata de una «necesidad urgente» del servicio de medicina deportiva del Consell de Mallorca, «visto que no hay personal disponible con esta categoría».

Si el primer requisito que se les requiere a los aspirantes es el título de licenciatura, grado en medicina o equivalente, en segundo lugar se deja claro que es imprescindible «estar en posesión del conocimiento de la lengua catalana nivel B2, de conformidad con lo que dispone el artículo 3 b) del Decreto 11/2017, de 24 de marzo, de exigencia del conocimiento de la lengua catalana en los procedimientos selectivos de acceso a la función pública y para ocupar puestos de trabajo de la Administración de la Comunidad Autónoma de las Islas Baleares».

De hecho, tendrá especial valoración, y por ende puntuación, además de la experiencia profesional del médico en cuestión, el nivel de conocimiento de catalán superior a lo que se exige para el ingreso en el cuerpo o la escala de la Administración general o especial, y el grupo o subgrupo de adscripción correspondiente a la bolsa en la cual se opta, además del certificado de conocimiento de catalán de lenguaje administrativo.

Con esta decisión el gobierno insular de coalición de socialistas, independentistas de Més y Podemos pone de relieve su alineación total con entidades afines al secesionismo catalán, caso de la Obra Cultural Balear (OCB), que ha exigido una reunión urgente con la consejera socialista de Salud del Govern balear, Patricia Gómez, para abordar la problemática de la falta de exigencia de catalán en los procesos de estabilización del personal estatutario del Servicio de Salud.

La entidad considera que el Ejecutivo autonómico al aplicar de forma sistemática la disposición transitoria 2.3 de la Ley 4/2016, de 6 de abril que prevé la posibilidad de eximir el requisito de conocimiento de lengua catalana sólo «cuando la prestación asistencial pueda resultar afectada por la falta de profesionales», pervierte los principios que inspiran a esta ley.

Por ello, exige que las excepciones se fundamenten caso por caso, una vez haya sido publicada la lista de admitidos en el proceso selectivo correspondiente, y se haya podido constatar debidamente que los aspirantes capacitados lingüísticamente no cubren todas las plazas ofertadas y no apriorísticamente y de forma indiscriminada, como se hace en la actualidad.

Y esto tanto en los actuales procesos de estabilización, como en las oposiciones ordinarias o convocatorias de bolsas, como en este caso en el Consell de Mallorca que, en línea con la OCB, mantiene el catalán como requisito pese a la falta notoria de profesionales sanitarios con esta titulación.

Por: Ok Diario
Autor: Indalecio Ribelles
Fecha de publicación: 2022-12-25 12:40:58
Fuente

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.