La dieta mediterránea mejora la fertilidad y la calidad del esperma

La infertilidad afecta a 48 millones de parejas y 186 millones de personas en todo el mundo y sus causas no siempre se conocen, aunque un estilo de vida saludable puede ayudar a combatir este problema. De hecho, un nuevo estudio ha demostrado que seguir la dieta mediterránea puede contribuir a mejorar la fertilidad y aumentar la calidad del esperma, por lo que una intervención dietética basada en este tipo de alimentación supondría una estrategia accesible y sencilla para las parejas que intenten conseguir un embarazo.

La dieta mediterránea tiene numerosos beneficios para la salud en general y se basa en alimentos como verduras, legumbres, frutas, cereales integrales, aceite de oliva virgen extra y frutos secos, y prioriza el consumo de pescado, huevos y carnes magras –pollo, conejo…– como fuentes de proteínas de origen animal, con una menor ingesta de carnes rojas y procesadas.

La dieta occidental, por el contrario, incluye un exceso de grasas saturadas, carbohidratos refinados y proteínas animales, aportando más calorías, menos fibra dietética de la recomendada, y una menor cantidad de vitaminas y minerales, por lo que se asocia con niveles de inflamación más elevados.

Propiedades antiinflamatorias de la dieta mediterránea

La investigación ha sido realizada por científicos de la Universidad de Monash, la Universidad de Sunshine Coast y la Universidad de Australia del Sur, que han encontrado que la dieta mediterránea puede mejorar la fertilidad, el éxito de las técnicas de reproducción asistida (TRA) y la calidad del esperma en los hombres. Los investigadores comprobaron específicamente que las propiedades antiinflamatorias de una dieta mediterránea pueden incrementar las posibilidades de concebir de las parejas. Los resultados se han publicado en Nutrients.

La Dra. Evangeline Mantzioris, investigadora de la Universidad de Australia del Sur, afirma que modificar la alimentación antes de la concepción es un medio no invasivo y potencialmente efectivo para mejorar los resultados de fertilidad. “Tener un bebé es una de las decisiones más importantes de la vida, pero si las cosas no salen según lo planeado, puede ser muy estresante para ambos”, ha señalado la Dra. Mantzioris.

“La investigación muestra que la inflamación puede afectar la fertilidad de hombres y mujeres, afectando la calidad del esperma, los ciclos menstruales y la implantación. Entonces, en este estudio queríamos ver cómo una dieta que reduce la inflamación, como la dieta mediterránea, podría mejorar los resultados de fertilidad”. “Alentadoramente, encontramos evidencia consistente de que al seguir una dieta antiinflamatoria, una que incluye muchas grasas poliinsaturadas o ‘saludables’, flavonoides (como vegetales de hojas verdes) y una cantidad limitada de carne roja y procesada, podemos mejorar la fertilidad”.

El investigador de la Universidad de Monash, Simon Alesi, ha enfatizado que comprender la asociación entre las dietas antiinflamatorias, como la dieta mediterránea, y la fertilidad podría resultar de gran ayuda para las parejas que desean tener hijos. “La dieta mediterránea se clasifica constantemente entre las dietas más saludables del mundo. Pero saber que también puede aumentar sus posibilidades de concebir y tener un bebé es extremadamente prometedor”, dice Alesi, y concluye que: “Modificar su dieta es una estrategia no intrusiva y asequible que podría mejorar potencialmente la infertilidad”.

Con información de Web Consultas

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.