#España | Una mujer ingresa en prisión tras intentar matar a sus dos hijos

Una mujer, de 39 años, que envenenó a sus dos hijos mellizos e intentó suicidarse, ha ingresado en prisión por orden de un juez de guardia por el intento de homicidio de los dos niños, de 9 años, los cuales se encuentran ingresados en el Hospital de Cruces, según fuentes del departamento de Seguridad del Gobierno Vasco. En un principio, la mujer, acusada de tratar de matar a sus dos hijos mellizos el día de Año Nuevo en Baracaldo (Vizacaya), tuvo que ser ingresada después de causarse heridas en el cuello tras intentar quitarse la vida después de proporcionar el veneno a los dos niños. Una vez detenida, tras recibir el alta hospitalaria, pasó a disposición policial, y posteriormente, como se ha indicado, un juez de guardia de Baracaldo ha decidido su encarcelamiento.

Los hechos tuvieron lugar por la mañana en el Grupo Primero de Mayo, en el barrio de Zuazo, donde la madre, después de drogar y envenenar a sus hijos, según ha relatado la Ertzaintza, llamó por teléfono a su ex pareja para explicarle lo que había hecho. Inmediatamente después de colgar el teléfono, el padre llamó a la Ertzaintza y Policía local de Baracaldo para que ayudase a sus hijos. Entonces, los niños ya habían ingerido las drogas y el veneno. Pero, los agentes llegaron a tiempo para trasladarles de urgencia al hospital, donde los médicos pudieron salvar la vida a los niños, que presentaban evidentes síntomas de envenenamiento.

Los vecinos han confirmado que no les sorprende lo ocurrido, debido a que la detenida maltrataba en su presencia de manera habitual a sus hijos. «Les chillaba y les insultaba», ha recordado un vecino.

En el barrio los vecinos sabían que la situación de los pequeños no era nada sencilla. «Estaban tristes. La chica era más retraída», han comentado del trato dentro de la familia, que tenía un expediente abierto por parte de Servicios Sociales.

Precisamente la situación de los pequeños podría estar detrás del origen de este suceso. Según ha asegurado otro de los residentes de este bloque de viviendas, «por la mañana apareció su expareja y tuvieron una fuerte discusión, me asomé a la ventana para ver qué pasaba. Vi que él estaba en la calle. Hablaban de los niños y de que se los iba a quitar». Según su relato, poco después apareció la Ertzaintza y la Policía Local para irrumpir en el piso «con escudos» para protegerse ante un posible ataque de la mujer.  Cuando la sacaron al exterior, ella tenía ensangrentada la ropa «y se la veía medio desmayada». Entonces, ella y sus hijos fueron trasladados al hospital.

Por: Ok Diario
Autor: Marta Torres
Fecha de publicación: 2023-01-02 18:19:02
Fuente

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.