#España | Una diputada exiliada en España sustituye a Guaidó

La oposición venezolana ha seleccionado a tres diputadas exiliadas, en su mayoría desconocidas, para sustituir a Juan Guaidó, presidente de la Asamblea Nacional, después de que los propios políticos de la citada asamblea votasen para retirarle de sus funciones como ‘presidente interino’. Como sustituta optaron por Dinorah Figueroa, exiliada en España, a la que se unen otras dos diputadas, Mairanela Fernández y Auristela Vásquez, las cuales representan a tres partidos diferentes desde los que se ha presionado para la destitución de Guaidó.

Una decisión que se produce con la intención de volver a conectar con los votantes desilusionados antes de las elecciones presidenciales del próximo año. Todavía así, queda por ver cómo, viviendo fuera de Venezuela, conseguirán movilizar a sus compatriotas para contrarrestar el control cada vez más firme de Nicolás Maduro.

Figueroa, médica cirujana que ha estado viviendo en España, pidió la unidad en su primer discurso a sus compañeros opositores contra Maduro. También prometió trabajar para proteger los activos petroleros de la nación de la OPEP en el extranjero tras las estafas y despilfarros de Maduro a lo largo de los años. «Tengo la convicción de que este parlamento levantará la bandera de la fe, la esperanza y la justicia», indicó Figuera en la sesión, que se celebró de forma virtual, en una reunión de Zoom, debido a que muchos políticos opositores como ella han tenido que huir de Venezuela en los últimos años.

En enero de 2019, la Asamblea Nacional, entonces controlada por la oposición, votó a favor de dejar de reconocer a Maduro como presidente después de que a varios opositores destacados se les impidiese presentarse contra él. Entonces, se nombró a Guaidó, que fue uno de los pocos líderes de su partido Voluntad Popular que evitó la detención o el exilio, como ‘presidente interino’ de la nación, de acuerdo con el orden de sucesión establecido en la Constitución de Venezuela.

Guaidó fue reconocido rápidamente como líder legítimo de Venezuela por Estados Unidos y decenas de gobiernos de la Unión Europea y América Latina. Sin embargo, su gobierno interino ha sido incapaz de ganarse a los militares, árbitro tradicional de las disputas políticas en Venezuela. Mientras, su mandato de cinco años de la Asamblea Nacional, controlada por la oposición, terminó oficialmente a finales de 2020.

Con líderes de izquierda ganando elecciones en toda América Latina en los últimos años, la coalición internacional liderada por Estados Unidos para presionar a Maduro, como consecuencia directa, ha ido perdiendo peso. De esta forma, Colombia, con Gustavo Petro; Brasil, ahora con Lula da Silva; y España, con Pedro Sánchez, se encuentran entre los países que han restablecido lazos diplomáticos con Caracas.

Hace días el propio Maduro reconoció su agradecimiento al Ejecutivo de Pedro Sánchez por aceptar a su embajadora en Madrid: «Las cosas avanzan bien». Lejos quedan los tiempos en los que cargaba con furia contra anteriores presidentes españoles. El presidente caribeño también ha destacado el nombramiento de Ramón Santos Martínez como embajador español en el país latinoamericano, respondido con el nombramiento de la diplomática Coromoto Godoy como nueva embajadora en Madrid. «Creo que, en general, paso a paso, con paciencia estratégica, con diplomacia, con respeto, podemos avanzar con la Unión Europea», ha esgrimido.

De etsa forma, la diputada Dinorah Figuera, del partido Primero Justicia, se ha convertido en la nueva presidenta de la Asamblea Nacional, en sustitución de Guaidó. Mientras, Marianela Fernández, del partido Un Nuevo Tiempo, primera vicepresidenta del órgano legislativo, y Auristela Vásquez, de Acción Democrática, segunda vicepresidenta.

Figuera y Vásquez residen actualmente en España, mientras que Fernández se encuentra en Atlanta (Estados Unidos). El nombramiento marca un cambio en el liderazgo del movimiento opositor que durante los últimos cuatro años había estado dominado por Guaidó y su partido político, Voluntad Popular.

Apoyo de Estados Unidos

Guaidó ha sido considerado por Estados Unidos y decenas de otros países como el presidente legítimo de Venezuela, a pesar de que no haber tenido control sobre el territorio venezolano ni sobre las instituciones del país. Mientras, Figuera ha indicado durante su discurso de investidura que era una luchadora y que no era ajena a la adversidad, y ha añadido que los miembros de la oposición deben mantener la fe para superar los obstáculos que les esperan.

Estados Unidos ha asegurado que mantendrá su apoyo a la oposición venezolana tras conocer la decisión de desmantelar la administración interina de Guaidó. «Estados Unidos sigue reconociendo a la Asamblea Nacional elegida democráticamente en 2015 como la última institución democrática que queda en Venezuela», dijo el portavoz del Departamento de Estado, Ned Price, a pesar de los recelos de la disidencia venezolana, afincada en su mayoría en Miami, tras los últimos acercamientos de la administración Biden a Caracas.

Mientras, el líder opositor venezolano Leopoldo López, refugiado en España desde octubre de 2020, ha expresado su «total respaldo» a Juan Guaidó después de que la Asamblea Nacional pusiera fin a su mandato como ‘presidente interino’, al tiempo que ha destacado que «arriesgó su vida y su libertad por Venezuela».



Por: Ok Diario
Autor: Marta Torres
Fecha de publicación: 2023-01-06 11:37:33
Fuente

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.