Cómo un hombre reservado llegó a ser la persona más rica del mundo

Forbes fija el valor neto de Bernard Arnault en US$191.000 millones, mientras que Bloomberg ofrece una estimación más conservadora de US$172.000 millones.

El reciente ascenso de Bernard Arnault para convertirse en la persona más rica del mundo coincide con la rápida evaporación de una gran parte de la riqueza de Elon Musk, luego de la toma de control de Twitter por parte del polémico CEO de Tesla y SpaceX en octubre de 2022.

Elon Musk no duró mucho en la cabeza de la lista de las personas más ricas del mundo. Poco más de un año después de haber alcanzado la cima, fue eclipsado por el multimillonario francés de 73 años, Bernard Arnault. Forbes fija su valor neto en US$191.000 millones, mientras que Bloomberg ofrece una estimación más conservadora de US$172.000 millones. Su fortuna supera en más de 17.000 millones de dólares a la de Musk.

¿Quién es Bernard Arnault?

Nacido en Roubaix, en el norte de Francia, en 1949, Arnault se graduó en la prestigiosa École Polytechnique, una escuela de ingeniería de París. Arnault está casado y tiene cinco hijos, todos los cuales trabajan actualmente en LVMH o en una de sus marcas, según Bloomberg.

Hijo de un magnate de la construcción, Arnault se hizo cargo de la empresa de su padre en la década de 1970 y finalmente se centró en el sector inmobiliario, antes de pasar a los textiles y el comercio minorista.

Inició su carrera en la constructora familiar Ferret-Savinel, donde llegó a ser presidente en 1978 tras sucesivas promociones.

Seis años después (1985), se enteró que el gobierno francés estaba buscando un nuevo inversor para hacerse cargo de Boussac Saint-Freres, donde invirtió 15 millones de dólares de su negocio familiar.

El grupo textil en bancarrota poseía un activo clave: Christian Dior, una célebre casa de moda francesa. Ese fue el inicio de construcción de LVHM. Todavía tiene una participación del 97,5% en la icónica casa de moda de lujo francesa.

Cambio de tendencia

Arnault compró el control del grupo, lo devolvió a la rentabilidad y se embarcó en una estrategia para desarrollar la compañía de artículos de lujo líder en el mundo. “En el proceso, revitalizó a Christian Dior como la piedra angular de la nueva organización”, según una biografía en el sitio web de LVMH.

Arnault compró una participación mayoritaria en LVMH en 1989, dos años después de que el grupo se formara mediante la fusión de Louis Vuitton y Moët Hennessy. Ha sido presidente y CEO de la compañía desde entonces.

Su grupo empresarial es el mayor accionista, con la mayoría de los derechos de voto en esa compañía, que cotiza en bolsa. Esta no es la primera vez que resulta ser la persona más rica del mundo.

Obtuvo ese puesto por un corto período en 2019, 2020 y 2021. Si Musk logra hacer cambios rápidos en Twitter, es posible que Arnault no conserve el título por mucho tiempo. Aun así, los logros del francés son legendarios.

Perfil | Cómo un hombre reservado llegó a ser la persona más rica del mundo

Sus empresas

LVMH es un conglomerado con sede en París. Durante las últimas tres décadas, Arnault ha convertido a LVMH en una potencia de artículos de lujo con 75 marcas que venden vino, licores, moda de alta gama, artículos de cuero, perfumes, cosméticos, relojes, joyas, viajes de lujo y estadías en hoteles. Abrió la primera tienda Louis Vuitton de China en Beijing en 1992.

En Estados Unidos, Arnault pasó a ser el centro de la atención cuando en enero de 2021 completó la adquisición de la famosa joyería Tiffany & Co., en 2019, por casi 16.000 millones de dólares,  la mayor adquisición jamás realizada en la industria del lujo.

En Alemania, fue noticia a principios de 2021, al adquirir una participación mayoritaria en Birkenstock, aunque no quedó claro cómo esa fábrica de sandalias podría convertirse en una marca de lujo.

En 2021 generó ingresos por unos 64.200 millones de euros, un 20 % más que en 2019. La moda y la marroquinería representaron el 48 % de los ingresos.

La empresa, la firma de artículos de lujo más grande del mundo, tiene más de 175.000 empleados y 5.500 tiendas.

En noviembre de 2022, su valor de mercado rondaba los 371.000 millones de euros, según cálculos de Statista, lo que la convierte en una de las empresas más valiosas del mundo, por delante de Mastercard, Chevron y Nestlé.

Un hombre discreto

Comparado con otros en la lista de los más ricos del mundo, Arnault es discreto y no muy conocido fuera de Francia. Sin embargo, las subsidiarias de la compañía son todo menos discretas, e incluyen muchas marcas tradicionales como Bulgari, Dior, Fendi, Givenchy y, por supuesto, Louis Vuitton.

También son dueños del minorista Sephora y de grandes centros comerciales en París. La marca más antigua de la empresa es la bodega Chateau d’Yquem, fundada a fines del siglo XVI.

La compañía se ha concentrado en la expansión, especialmente a través del crecimiento en Asia, su mayor mercado, seguido de EE. UU. y Europa. Durante algunos años fue dueño de una casa de subastas, Phillips de Pury.

En medio de la agitación del mercado mundial, la riqueza de Arnault se ha mantenido bastante estable en los últimos meses. La gran mayoría de la riqueza de Arnault está ligada a las acciones de LVMH y, desde 2020, el precio de las acciones de la empresa ha crecido casi un 65 % en general.

Los esfuerzos filantrópicos de Arnault se realizan principalmente a través de LVMH, que centra su patrocinio en las artes y la cultura. También ha donado millones a organizaciones benéficas. En 2019, el grupo donó 200 millones de euros (US$ 212 millones) para ayudar a reconstruir Notre Dame después de que un gran incendio arrasara la catedral de París.

Nada de redes sociales

Arnault ha tenido durante mucho tiempo el título de la persona más rica de Europa, pero el hombre de 73 años mantiene un perfil mucho más bajo que Musk y no está personalmente activo en ninguna de las principales plataformas de redes sociales.

En octubre, le dijo a Radio Classique, propiedad de LVMH, que vendió su jet privado porque lo habían avergonzado en Twitter por su uso frecuente del avión.

Siempre vestido de manera impecable, Bernard Arnault no da casi acceso a su vida privada. Lo que sabemos de él es que le encanta jugar tenis y que disfruta coleccionando arte y música.

El mercadeo de sus marcas

Arnault siempre creyó en el poder de internet. Todo se movía en la red, y así también lo hizo LVMH, sin perder su aura de exclusividad. Ahora, muchas de las marcas cuentan con sus propios y opulentos comercios online, y ya no temen publicar abiertamente sus precios.

Su publicidad glamorosa se basa en las aspiraciones de los compradores, ofreciendo artículos de menor costo, como cinturones, sombreros, y otros, todos con un logo que hace que los clientes más jóvenes se enganchen a la marca.

A Arnault le gusta visitar con frecuencia las tiendas minoristas de las marcas de LVMH y sus competidores, y según se informa, visita hasta 25 ubicaciones algunos días.

Síguenos en nuestro Telegram, Twitter, Facebook, Instagram y recibe de inmediato los hechos noticiosos al día y a la hora



Por: Noticias al dia y a la hora
Autor: Redacción Noticias al Dia y a la Hora
Fecha de publicación: 2023-01-08 12:55:45
Fuente

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.