al morirnos no tendremos ni para un velorio decente

1523048

Yamileth Monasterios es una docente venezolana con 25 años de servicio, quien padece una enfermedad degenerativa, la cual le impide tener una vida normal y sin dolores en su cuerpo. El sueldo que recibe mensual no le alcanza para comprar las medicinas que requiere, ni para realizarse estudios médicos.

La crítica situación en la que se encuentra hizo que este lunes, 16 de enero, se movilizara en las calles de Caracas junto a cientos de docentes, trabajadores del sector salud, telecomunicaciones y jubilados, en exigencia de reivindicaciones salariales y el restablecimiento de los beneficios que les corresponde.

¿Cómo estuvo la protesta de docentes y que se logró este 16 de enero?

Los empleados de los distintos gremios del país llenaron los alrededores del Ministerio Público, en Parque Carabobo, luego de una movilización que partió desde Plaza Venezuela en medio de gritos, consignas, pancartas y la esperanza de la multitud de que sus historias y realidad sean escuchadas.

Los empleados de los distintos gremios del país llenaron los alrededores del Ministerio Público, en Parque Carabobo, en exigencia de salarios dignos. Foto: Mairen Dona
Empleados de distintos gremios llenaron los alrededores del Ministerio Público. Foto: Mairen Dona

A la señora Monasterios le diagnosticaron fibromialgia cervical crónica degenerativa, pero se ve en la necesidad de tomar medicina natural y de «patear de uno a otro hospital» para realizarse algunas terapias y que su enfermedad no avance tan rápido. También debe hacerse una resonancia y no cuenta con los recursos para costear ese examen médico.

«No estoy tomando ningún fármaco porque no tengo la manera de hacerlo. Uno termina cansado y enfermo, sin un seguro ni nada que nos respalde. Al momento de morirnos no tendremos para que nuestros hijos nos hagan un velorio decente», expresó la docente caraqueña.

Como venezolana aseguró que se siente defraudada luego de pasar tantos años estudiando para ser educadora y que ese esfuerzo no sea remunerado como imaginó.

Sin alimentos ni ropa para trabajar

Los trabajadores de la salud también viven la crisis que atraviesa el país, sin un sueldo para cubrir las necesidades de sus hogares. Tampoco cuentan con beneficios laborales y no les facilitan insumos médicos para realizar sus labores y atender a los pacientes en cada uno de los hospitales en los que se encuentran.

Jubilada del sector salud: tengo dos años sin comer pollo, solo arvejas y arroz

Nelbett Ramírez, enfermera de la Maternidad Concepción Palacios, afirmó que la situación de hambre en la que se encuentra ella y su familia es lo que la mantiene movilizada para exigir un sueldo digno. Además, rechazó no poder llegar a su puesto de trabajo en muchas ocasiones por falta de pasaje.

«Como madre soltera no tengo ni para alimentar a mi hijo. Tampoco tengo zapatos ni uniforme para trabajar. Me preparé para atender a mi pueblo y no es posible que llegue a mi jornada pidiendo cola y no haya ni una inyectadora», indicó.

Nelbett Ramírez, enfermera de la Maternidad Concepción Palacios que se mantiene en la calle por la situación que hambre que enfrenta. Foto: Mairen Dona
Nelbett Ramírez, enfermera de la Maternidad Concepción Palacios que se mantiene en la calle por la situación que hambre que enfrenta. Foto: Mairen Dona

La misma situación la atraviesa Nery Valecillo, enfermera con más de 50 años de servicio. Es jubilada pero hace guardias en el Hospital de Niños J.M. de los Ríos, donde ve morir a pacientes por falta de insumos, según comentó. Asimismo, le pidió al gobierno de Nicolás Maduro que los tome en cuenta y les pague un sueldo adecuado.

«A los niños en el hospital los acuestan en una cama y ahí la mamá resuelve como puede. Jamás había visto una situación como la de ahora, sin sueldos ni insumos», puntualizó la enfermera.

Trabajadores se mantendrán en las calles

Los dirigentes sindicales de los sectores públicos del país aseguraron que la movilización de este lunes, 16 de enero, es un logro para todos los trabajadores que perdieron el miedo y abarrotaron las calles para exigir respeto a sus derechos y un salario que les permita vivir dignamente.

Al inicio la convocatoria estaba prevista en el Ministerio de Educación, pero el gobierno de Nicolás Maduro anunció una contramarcha y cerró los accesos hacia la parroquia Altagracia en Caracas y la protesta no se pudo realizar en este punto. Por ello, los dirigentes sindicales cambiaron la ruta y se concentraron en Plaza Venezuela para luego iniciar una movilización que no fue anunciada y encontrarse con una concentración de trabajadores en la Plaza Morelos que posteriormente llegó al Ministerio Público. 

Indicaron que la ruta es continuar en la calle y mantenerse firme hasta que el gobierno derogue el instructivo de la Oficina Nacional de Presupuesto (Onapre), les paguen la deuda a los trabajadores y se les devuelva el salario.

Docentes exigen nuevamente salarios dignos: el maestro luchando también está educando

Eduardo Sánchez, presidente del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Universidad Central de Venezuela (UCV), indicó que el próximo jueves, 19 de enero, anunciarán las movilizaciones que estarán realizando en la capital venezolana. Sin embargo, dijo que un encuentro obligatorio será el próximo 23 de enero.

«No hay otro escenario donde los trabajadores ganen si no es en la calle. El gobierno está entregando un bono de 580 bolívares, cerraron los accesos al Ministerio de Educación y sacaron a la calle a sus colectivos, pero no hicieron otra cosa que multiplicar la presencia de los empleados venezolanos», sentenció Sánchez.

Por su parte, Gricelda Sánchez, presidenta de la ONG Formación Venezolana para la Dirigencia Sindical (Fordisi), exigió la renuncia de la ministra de Educación, Yelitze Santaella. Además, pidió a todas las federaciones, especialmente a la Federación Venezolana de Maestros, que introduzcan un pliego conflictivo que permita resolver la situación de los trabajadores y que las exigencias no solo se queden en las calles.

Mairen Dona LópezGran Caracas

Mairen Dona LópezGran Caracas



Por: El Pitazo

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.