Colombiana fue abusada sexualmente y asesinada a golpes en Santiago de Chile

Un trágico final tuvo Patricia Elena Zapata, una colombiana quien falleció el pasado sábado 21 de enero en Santiago de Chile, luego de hospitalizada tras sufrir abuso sexual y una brutal golpiza. Ahora su familia pide apoyo de la cancillería para la repatriación del cuerpo.

Un hombre de nacionalidad chilena, quien fue capturado por las autoridades de ese país, es señalado de cometer el crimen, luego de que Zapata fuera hallada en una de las habitaciones de su vivienda, tras una fiesta en el inmueble, informaron en el periódico El Tiempo.

Indicaron también que, al parecer, la víctima había rechazado constantemente a su presunto asesino, quien la acosaba porque pretendía que tuviera una relación sentimental con él.

El día de la reunión social, el hombre la habría encerrado en la habitación y le propinó la golpiza hasta dejarla inconsciente y con varios traumas en más partes de su cuerpo, añadieron en el diario bogotano.

“Mi mamá falleció a causa de una hemorragia interna que le produjo un déficit pulmonar y posterior vino un paro cardiorespiratorio. No pudieron hacer nada, la reanimaron, estuvieron asistiéndola por más de diez minutos pero no fue posible que viviera”, relató en la emisora RCN Radio Tatiana Rosero Zapata, una de las hijas de la fallecida.

Ellas ahora piden apoyo, reseñaron en el periódico regional El Colombianoya que trasladarla a Colombia es bastante costoso.

“Nosotros como familia solicitamos que nos ayuden, que lo que nos puedan aportar para cubrir estos gastos (…) Pedimos hacer justicia, que en Chile nos escuchen y que se haga legal la captura de este tipo por feminicidio”, afirmó Rosero en la públicación antioqueña.

Y es que antes de que se pueda dar el proceso del retorno del cuerpo de la mujer, las autoridades chilenas tienen que realizarle exámenes forenses cuyos resultados formaran parte de la investigación.

“Sufrió destrozos en su rostro, le reventaron sus oídos y muchas partes de su cuerpo. Le van a realizar dos necropsias; una de parte médico y otra por parte de la Fiscalía. El caso está en investigación. Mi hermana va a poner las respectivas denuncias”, contó la hija de la mujer víctima en la revista Semana.

Ante toda esta situación, y tras el deceso de Zapata, su familia pide apoyo por parte de la Cancillería para que les puedan facilitar la repatriación del cuerpo.

“Estamos esperando a que mi hermana esté en la Embajada y reciba asesoría para saber cómo es la repatriación del cuerpo. Tenemos de cuatro a cinco días para nosotros poder hacer disposición de ella porque es un cuerpo que es materia de investigación”, solicitó Rosero a través de El Colombiano.

Entre tanto, en la emisora Blu Radio, destacaron que Zapata había vivido cuatro años en Chile, sin embargo, regresó a Colombia el año pasado, pero al no encontrar mejores condiciones en Medellín, donde vive su familia, la mujer viajó de nuevo al país austral hace ocho meses.

Allí encontró trabajo en una pastelería en la capital chilena, donde infortunadamente conoció al hombre que es señalado de asesinarla con el que habría tenido una relación sentimental fugaz de unos cuatro meses, pero ella no quiso seguir con él y desde entonces habría iniciado el asedio.

“Justicia porque mi mamá no fue la primer persona de la cual él abusó, el ya había hecho esto antes, pero obvio no sabíamos. Entonces, la verdad nosotros sí pedimos mucha justicia para que ese tipo nunca vuelva a salir de allá y nunca le vuelva a hacer eso a otra persona”, exigió Carolina Zapata, otra de las hijas de la víctima.

Infobae

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.