De estudiante a vendedor de dulces, para ayudar a su familia

En Barquisimeto, cada vez es más común ver a jóvenes menores de edad vendiendo artículos o realizando cualquier tipo de oficio, para ayudar a su familia. Tal es el caso de Emmanuel Pérez, quien con 16 años recorre la ciudad como vendedor de dulces de coco.

Desde hace ocho meses, este joven habitante del oeste de Barquisimeto, decidió elaborar, junto a su madre, dulces de coco para generar un ingreso adicional. La flexibilidad del horario de clases y la poca oferta laboral para menores de edad, lo motivó a trabajar de este modo.

Ahora es noticia: Oposición venezolana anunciará fecha para las elecciones primarias

El muchacho comentó a Noticias Todos Ahora que, cada dulce tiene un costo de 5 bolívares y en promedio puede ganar 8 dólares diarios, lo que resulta favorable para ayudar con el sustento de su hogar.

Y aunque Emmanuel dedica gran parte de su tiempo a esta labor, no deja a un lado sus estudios porque aspira continuar con la universidad hasta graduarse de administrador o contador. “Hago esto porque así Dios me ayudará y así, cumpliré con mi sueño de algún día tener una fábrica de tostones”, dijo.

Vendedores de dulces ofrecen crédito

Así como él, cientos de jóvenes salen a las calles cada día a trabajar para tener un ingreso extra. Entre los productos que suelen vender, se encuentran los dulces, plantas naturales, tortas, artículos para teléfonos y otros. Algunos, ante la situación que vive el país, brindan crédito a sus clientes para poder generar ventas.

Para conocer las noticias del momento síguenos en nuestra cuenta en Twitter @nta_vzla, Instagram, Facebook y nuestros grupos de WhatsApp.


Fuente

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.