Políticos y medios criminalizan los inmigrantes

Por Braulio Jatar

Políticos y medios criminalizan los inmigrantes La comunidad inmigrante latinoamericana a menudo enfrenta obstáculos y discriminación en los países donde se establece.

Uno de los factores que contribuye a la imagen negativa y estereotipada de los inmigrantes es la cobertura mediática de los delitos que cometen.

En este artículo, se analiza cómo la manera en que los medios informan sobre estos delitos puede afectar la opinión pública sobre los emigrados en países como Chile, Perú y Estados Unidos.

Políticos y medios criminalizan los inmigrantes

En Chile, un estudio del Centro de Investigación Periodística (CIPER) encontró que los medios chilenos informan de manera desproporcionada y sesgada sobre los delitos cometidos por inmigrantes, lo que genera una percepción abultada y negativa de estos.

Desde Estados Unidos, un informe del Instituto de Política Migratoria (MPI) advierte que la percepción pública de que la inmigración está aumentando las tasas de delincuencia está fuera de lugar.  “El análisis de los datos del 2019 sugiere que, en su mayor parte, los migrantes venezolanos cometen sustancialmente menos delitos, y ciertamente menos delitos violentos, que la población nativa, en relación a su proporción dentro de la población general”.

Una investigación llevada a cabo en Perú ha destacado el impacto significativo que los medios de comunicación de ese país tienen en los migrantes venezolanos. El «Estudio de opinión sobre la población extranjera en el Perú» indica que el lenguaje utilizado  por los responsables de la opinión pública puede ser deshumanizante y estereotipado, lo que refuerza una imagen perjudicial de la comunidad foránea.   

Además, una medición publicada recientemente por Cadem, una encuestadora de renombre en Chile, indica un aumento alarmante en el rechazo a los inmigrantes: el 77% cree que su llegada es perjudicial para el país, un aumento de 21 puntos porcentuales desde octubre de 2021 y el nivel más alto desde 2016. El 86% cree que se deben imponer restricciones a la inmigración, un aumento de 17 puntos porcentuales desde el 2021, y el 66% cree que la inmigración es dañina porque aumenta los problemas sociales.

En la misma encuesta, se concluye que 87% está de acuerdo con detener a los inmigrantes que no tienen documentos en regla, y el 86% apoya la idea de cerrar las fronteras hasta que se resuelvan los problemas actuales. Solo el 26% cree que los inmigrantes que entraron a Chile de manera irregular deberían poder quedarse, mientras que el 73% opina que deberían ser expulsados.

Todos los estudios coinciden que la mayoría son personas trabajadoras y responsables, que contribuyen de manera significativa a sus comunidades y países de origen. Sin embargo, la cobertura negativa y desproporcionada de los delitos cometidos por algunos hace fomentar la xenofobia y la intolerancia hacia aquellos que son diferentes.  

Los medios deben utilizar un lenguaje respetuoso y humano al referirse a las personas emigradas y considerar sus historias y razones detrás de su inmigración. Al hacerlo, podemos ayudar a promover una mayor comprensión, respeto y empatía hacia la comunidad extranjera y combatir los prejuicios y estereotipos negativos.

¡No te pierdas de nada!
Síguenos en Telegram o únete a nuestro grupo de WhatsApp
También puedes seguirnos en Google Noticias
Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.