“La información confidencial que yo tengo es que la fecha se adelantó porque Maduro se enteró de que iba a haber un levantamiento el 1° de mayo, entonces lo adelantaron al día anterior, el 30 de abril. Ese es un factor, lo segundo es que no invitaron a todas las fuerzas que eran importantes, por ejemplo, los militares chavistas que se oponen a Maduro, y eso creó desconfianza. En tercer lugar, parece que Vladimir Padrino López y otro general importante se echaron para atrás. Un cuarto factor es la falta de movilización de la población. Guaidó no es popular como tampoco lo es Maduro, por lo que la población no se lanzó masivamente a la calle. Pienso que esos cuatro factores fueron los que determinaron que no se lograra la toma del Palacio de Miraflores. Sin embargo, lo que sí se logró fue el quiebre dentro de los aparatos de control de Maduro. Este es el final del gobierno de Maduro, sin duda alguna”, destacó el sociólogo. En este caso, Dieterich opinó que Vladimir Padrino López desea un papel protagónico y por eso “se echó para atrás” en el último minuto. “Me parece que él quiere un papel político fundamental en la fase post-Maduro y no acepta ser secundón de Guaidó. Esto dificulta las negociaciones con Washington, que por razones obvias quiere presentar su operación de cambio de régimen como una operación civil-democrática de retorno a la constitucionalidad. Cuando la Casa Blanca y Padrino López encuentren una fórmula que concilie ambos intereses, entonces Padrino López entregará a Maduro. Este momento se acerca rápidamente, como muestra la intervención directa del “Comando Sur”, por intervención directa de Guaidó”.

Fuente: AFP

El gobierno de Nicolás Maduro tachó este jueves de “soberbia” a la administración de Estados Unidos por el desalojo de su embajada en Washington, un hecho que a su juicio viola el derecho internacional.

“Una vez más la Administración Trump demuestra que le duele la verdad y reacciona con soberbia violando el Derecho Internacional”, tuiteó el canciller venezolano, Jorge Arreaza.

Arreaza agregó en la red social que el recinto, ubicado en el elegante barrio de Georgetown, fue “tomado e invadido por un despliegue policial sin precedentes”.

“La sede diplomática, que estaba tomada desde hace semanas por activistas oficialistas, fue liberada en la mañana de este jueves”, según señaló Carlos Vecchio, representante de Juan Guaidó, reconocido como presidente interino por más de 50 países, en Estados Unidos.

En el recinto quedaban los últimos cuatro militantes, que habían sido notificados el lunes por la policía que los desalojarían por la fuerza si no desocupaban la propiedad.

Maduro responsabilizó el miércoles a Donald Trump de la “grave violación, no solo legal sino moral” de la embajada, y dijo que la medida policial es una “locura”.

Ambos países rompieron relaciones diplomáticas después de que Guaidó se proclamara mandatario interino en enero.

El líder socialista dijo que denunciará el caso ante instancias internacionales.

Loading...

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Aceptar Lee mas