La odisea de viajar desde Venezuela hacia Colombia para comprar alimentos y productos básicos

Fuente: AFP

Juana viajó 16 horas en autobús hasta la localidad venezolana de San Antonio para cruzar la frontera con Colombia y comprar alimentos, un fenómeno cada vez más común según autoridades locales ante la crisis económica del país petrolero.

Unos 50.000 venezolanos cruzan a diario el puente internacional Simón Bolívar, principal cruce peatonal en el fronterizo estado Táchira (oeste), según cifras oficiales. A ese flujo se suman en los últimos meses viajeros desde regiones tan distantes como Anzoátegui (este), a unos 1.100 kilómetros.

Es una “odisea para venirnos”, relata a la AFP Juana Estrado, de 63 años, acompañada por uno de sus hijos.

Piensa, de todos modos, que esa odisea vale la pena ante la hiperinflación estimada en 1.000.000% por el FMI para 2019 y la escasez de productos básicos en zonas de la provincia, incluso pese a la acelerada pérdida del poder adquisitivo del bolívar -la moneda local- por una constante devaluación.

Juana viajó a San Antonio desde la ciudad anzoatiguense de Puerto La Cruz, cruzando Venezuela prácticamente de polo a polo. “Vamos a comer un tiempecito muy bien”, celebra después de hacer sus compras en Colombia.

“Vienen a buscar mercancía, sobre todo comida (…), el pasajero se ha hecho rutinario (…). Observamos que vienen cada ocho o quince días”, comenta a la AFP Héctor Bolívar, director de vialidad del municipio Bolívar, al cual pertenece San Antonio.

En el camino, relata Juana, muchas veces deben bajar del bus para que sus valijas sean revisadas por militares y policías en alcabalas. “Es bajarnos y subirnos, bajarnos y subirnos, bajarnos y subirnos”, expresa.

Desde Barinas (oeste), a unos 340 kilómetros de San Antonio, Luisa González viaja en su vehículo con el mismo objetivo.

La distancia es más corta, pero Luisa también encuentra obstáculos, entre ellos la crónica escasez de gasolina en zonas del occidente de Venezuela, paradójicamente el país con la mayor reserva de petróleo del mundo. “Pasamos días para recolectarla y, cuando completamos, pues decidimos venirnos”, cuenta esta mujer de 35 años.

El cruce de peatones por los pasos binacionales del área se mantiene pese a las tensiones entre los gobiernos de Venezuela y Colombia, que carecen de relaciones desde febrero.

El presidente venezolano, Nicolás Maduro, declaró el martes pasado “una alerta” en la frontera ante lo que denunció como planes de Colombia para “empezar un conflicto militar” tras el anuncio de rearme de disidentes de la desmovilizada guerrilla de las FARC.

Bogotá acusa a Caracas de albergar y apoyar a los irregulares, lo que el gobierno venezolano niega.

Loading...
  1. JOSE dice

    Tiempos de Reflexion
    gperdomo
    7 de Agosto de 2018
    6

    En los tiempos tortuosos que vivimos en Venezuela nos es necesario reflexionar, sobre la situación País, en lo económico, político y social, ya no es la lucha de dos tendencias, sino que existe una crisis sin precedentes en la historia republicana de nuestro país, ya es demasiado obviar que hay muertes por difteria enfermedad erradicada hace muchos años, no podemos hacernos los sordos hay persona que están muriendo por falta de quimioterapias, hipertensos que mueren por falta de tratamiento así como también muchas otra patologías que antes de la implantación de esta INVOLUCIÓN, ha generado la más incontables, irreversibles y dañinas consecuencias que están acabando con nuestro país, no sé porque estos mal llamados revolucionarios siguen con el tema que AQUÍ NO ESTA PASANDO NADA, cuando todos sin excepción estamos viviendo esta crisis, de porque lo defino como INVOLUCION, porque en definitiva señores vamos para atrás en todos los sentidos, porque concluyo esto? Para la muestra un botón, quien no ha cocinado en leña por falta de gas?, quien no ha apelado por plantas para curar los males que le aquejan porque no consiguen la receta o sencillamente no les alcanza para pagarla por los precios inalcanzables a que estamos sometidos gracias a esta INVOLUCIÓN, por eso el titulo que encabeza este artículo señores ya no es cuestión de ser o pertenecer al llamado PROCESO, el punto ahora que esto tiene que cambiar, tenemos que hacer cumplir los preceptos de la constitución “la mayor felicidad posible para el pueblo” , irónicamente hacen todo lo contrario de lo que dicen con una ley de emergencia que esta más que vencida, con la creación de un TSJ totalmente ilegal con jueces que no cumplen los requisitos mínimos para ejercer tan importante función como lo es dirigir la estructura de la justicia de un país, una Asamblea impuesta de un solo color que no ha hecho nada solo complacer al inquilino de MIRAFLORES, tenemos que cambiar de conciencia, de modelo, y de Gobierno.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Aceptar Lee mas