¿Maduro perdió el control del Sebin? El escape de López y Simonovis tiene al régimen en silencio

Fuente: Caraota Digital

El detalle más importante salta a la vista: los dos presos políticos que han logrado evadirse recientemente del arresto domiciliario estaban fuertemente custodiados por el Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin), un organismo policial adscrito desde el año 2010 a la Vicepresidencia de la República y que responde solo a las órdenes emanadas del Palacio de Miraflores.

Hasta la fecha la jefa inmediata del mencionado organismo policial, Delcy Rodríguez, no ha fijado posición sobre lo sucedido.

El pasado 30 de abril Leopoldo López, líder opositor, condenado a casi 14 años de prisión,  sorprendió a todos cuando hizo acto de presencia frente a la Base Aérea de La Carlota.

Foto: EFE

La ciudadanía se preguntó cómo hizo para burlar la vigilancia de los uniformados apostados en la entrada de su residencia y sobre todo, quién le quitó del tobillo el geolocalizador electrónico que le habían colocado para conocer todos sus movimientos

Es evidente que su evasión contó, por lo menos, con la anuencia del ex director del Sebín, M/G Manuel Ricardo Cristhoper Figuera y de todos los funcionarios adscritos a ese cuerpo policial que custodiaban la casa de los López-Tintori.

La administración de Maduro guardó silencio por 16 horas.

Después de ese tiempo se conoció que el M/G Cristhoper Figuera había sido destituido.

El oficial fue reemplazado por el general Gustavo González López, quien, por cierto, había sido expulsado del Sebin en octubre de 2018, tras un hecho irregular que se registró en la autopista Francisco Fajardo y que tendría como finalidad atentar contra la vida de Nicolás Maduro.

Se suponía que ya más nadie burlaría el pánico que generan los hombres del Sebin.

La segunda implosión dentro del Sebin

El jueves 16 de mayo las redes sociales estallaron al conocer que el comisario Iván Simonovis no estaba dentro de su residencia.

El esquema se había repetido: el ex jefe de Seguridad Ciudadana de la Alcaldía Metropolitana, al igual que Leopoldo López, debió haber salido de su casa con ayuda de los uniformados que custodiaban su hogar.

Antes de irse alguien, seguramente del Sebin, le quitó el geolocalizador que tenía en su tobillo izquierdo, de lo contrario la evasión no se pudo haber concretado.

Foto: Cortesía

Varias personas que pidieron resguardar su identidad, pero que habían logrado visitar a Simonovis después de recibir el arresto domiciliario describieron la extrema seguridad que había en el lugar.

“En la entrada de la quinta Ivana siempre estaban apostados hasta 16 hombres fuertemente armados. Cuando uno llegaba al lugar era fotografiado repetidamente por los funcionarios y para entrar a la vivienda había que entregar la cédula de identidad y responder varias preguntas”, relataron los testigos.

Simonovis tenía las visitas restringidas, no podía utilizar las redes sociales ni ofrecer entrevistas a  medios de comunicación social.

El comisario, en un libro de su autoría, se definió como “El prisionero rojo”.

Los comandos nunca mueren

Iván Antonio Simonovis Aranguren es un venezolano nacido el 03 de marzo de 1960.

Está casado con María del Pilar Pertiñez y tiene dos hijos: Ivana e Iván.

Es un experto en criminalística y fundador del Grupo BAE de la Policía Técnica Judicial.

Fue detenido el 22 de noviembre del año 2004 luego que diversas voces del oficialismo lo culparon de las muertes que se registraron durante los hechos del 11 de abril del año 2002.

El nombre de Simonovis fue incluido en el mismo expediente que le abrieron a los comisarios y funcionarios de la Policía Metropolitana Henry Vivas, Lázaro Forero, Arube Pérez, Julio Rodríguez, Héctor Rovaín, Marco Hurtado, Erasmo Bolívar y  Luis Enrique Molina.

El 9 de abril de 2009 el Juzgado de Primera Instancia Penal del estado Aragua, a cargo de la Juez Maryorie Calderón, los condenó a las penas de 16, 17 y 30 años de prisión.

La aberración judicial quedó registrada en el expediente No. 1E-1.476-10.

Aunque el Ministerio Público comprobó que ninguno de los funcionarios, incluyendo a Iván Simonovis, accionó esa tarde del 11 de abril, su arma de reglamento, todos fueron culpados de homicidio calificado, lesiones graves y uso indebido de arma de fuego.

Foto: Cortesía

Un experto policial, amigo personal de Simonovis y de todos los funcionarios que fueron ilegalmente culpados de estos hechos, aplaudió la evasión y aseguró que ninguno de los castigos aplicados a su compañero lograron quebrantar su moral y su ética de trabajo.

“Pase lo que pase los comandos nunca mueren, mi hermano Iván está afectado físicamente, pero aún así sigue siendo un comando”, dijo el experto.

Hasta noviembre de 2034

El comisario Iván Simonovis fue condenado a cumplir la pena de 30 años de prisión.

De haber permanecido preso su libertad se hubiese concretado el 22 de noviembre del año 2034.

Estuvo 14 años, 6 meses y unos días sometido a todo tipo de crueldad y vejámenes.

Su permanencia en las celdas del Helicoide y la cárcel de Ramo Verde afectaron severamente su estado de salud.

Foto: Cortesía

Estuvo aproximadamente 7 años sin llevar un rayo de sol, lo que le generó una osteoporosis deformante y unos dolores articulares sin precedentes.

Según el propio tribunal de la causa, desde el 22 de mayo de 2012, este preso político pudo haber recibido un beneficio procesal denominado destacamento de trabajo, pero nunca se lo otorgaron.

Hasta que los médicos de Ramo Verde no alertaron sobre la posibilidad de que el comisario muriera no le fue otorgada la medida humanitaria de casa por cárcel.

Al momento de publicar este reportaje ningún vocero del régimen de Maduro se había pronunciado sobre este hecho.

Bony Pertiñez, esposa del comisario, utilizó su cuenta de Twitter para denunciar que el Sebin debe estar “saqueando” su residencia.

En cuanto a su esposo se limitó a decir: “Les aclaro que mi esposo está bien lejos de nuestra casa”.

Evidente fragilidad

El 30 de abril, a propósito de que Leopoldo López, lo acompañó a la Base Aérea de La Carlota, el presidente encargado de la república, Juan Guaidó, dijo que su compañero de partido había sido liberado gracias a un indulto presidencial que él le otorgó.

Este 16 de mayo, Guaidó utilizó su cuenta de Twitter para indicar lo siguiente: “Iván Simonovis no se escapó, lo liberamos, firmamos un indulto”.

La medida demuestra que el presidente interino cuenta con el respaldo de funcionarios del Sebin, de lo contrario estas medidas jamás se hubiesen concretado.

Se comenta que Simonovis logró, incluso, salir del país, para lograrlo tuvo que haber contado con la ayuda de civiles y militares.

Definitivamente estos dos hechos dejan en evidencia que Maduro ya no controla, entre otras cosas, los organismos de seguridad del Estado.

Loading...

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Aceptar Lee mas