Mascarillas para los poros abiertos

Fuente: Un Cómo

1-Mascarilla de harina y limón. En esta preparación se unen las propiedades astringentes del limón, perfectas para regular la producción excesiva de sebo, y las de la harina de trigo que permiten nutrir la piel, tonificarla y cerrar los poros dilatados.

¿Cómo prepararla? Es muy fácil, necesitas 3 cucharadas de harina de trigo, el zumo de medio limón y un vaso de agua. Extiende la mezcla de estos ingredientes sobre el rostro, deja reposar por 20 minutos y retira con agua fría al finalizar.

Cómo hacer mascarillas para los poros abiertos - Paso 2

2-Mascarilla de aloe vera. El aloe vera ofrece una profunda limpieza de la piel, de obstruyendo los poros, equilibrando y tonificando el cutis. A ello le sumamos un ingrediente como el zumo de naranja que es increíble para exfoliar y tratar los poros abiertos debido a los ácidos alfa hidroxi que contiene. La vitamina C de la naranja es también muy buena para prevenir la aparición de arrugas y lucir una dermis fresca y radiante.

Si quieres comprobar sus efectos, mezcla el zumo natural de una naranja con una cucharada de pulpa de sábila o gel de aloe vera, caliéntalo durante unos segundos y cuando esté tibio, aplica la mascarilla con la ayuda de un disco de algodón sobre aquellas partes del rostro en las que sean más visibles los poros dilatados. Tras 20 minutos, retirala con agua fría y ¡listo!

Cómo hacer mascarillas para los poros abiertos - Paso 3

3-Mascarilla de bicarbonato y huevo. El bicarbonato de sodio se ha convertido en un perfecto aliado natural para exfoliar la piel y en combinación con la clara de huevo que sirve para aportar nutrición al cutis y tonificarlo, se obtiene una mascarilla para poros abiertos de lo más efectiva.

Además de la clara de un huevo y de una cucharadita y media de bicarbonato, necesitas medio vaso de leche. Mezcla todos los ingredientes con una cuchara o utilizando la batidora y aplica la mascarilla con un algodón sobre las zonas del rostro a tratar. Hazlo mediante masajes circulares para que la actuación en la piel sea más eficiente y espera 15 minutos antes de retirarla con agua fría.

Cómo hacer mascarillas para los poros abiertos - Paso 4

4-Mascarilla de arcilla. Además de reducir la presencia de poros abiertos, la arcilla es estupenda para eliminar impurezas, limpiar y mejorar la apariencia de tu piel si esta es mixta o grasa. En este caso, te aconsejamos elaborar la mascarilla para poros abiertos a base de arcilla verde, aunque la blanca y la roja también pueden brindarte buenos resultados.

En primer lugar, mezcla una cucharada de arcilla con un poco de agua en un recipiente de plástico (evitando que sea de metal para que la arcilla no pierda sus propiedades) y añade dos gotitas de aceite esencial de limón si lo prefieres. Aplica la mezcla sobre el rostro con los dedos limpios y deja que penetre en la piel durante al menos 20 minutos, pasado este tiempo ya puedes retirarla con abundante agua fría.

Cómo hacer mascarillas para los poros abiertos - Paso 5

5-Estas mascarillas para poros abiertos puedes usarlas hasta en 2 veces por semana y nuestra recomendación es que las apliques sobre el rostro justo después de haber tomado una ducha. Y es que con el vapor, los poros estarán muchos más dilatados y estos tratamientos naturales podrán actuar muchísimo mejor. No olvides aplicar al retirar la mascarilla, un buen tónico astringente y tu crema hidratante habitual.

Loading...

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Aceptar Lee mas