USA descarta un golpe militar pero trabaja en una transición pacífica y el exilio de Maduro

Fuente: Sumarium

Tras el fallido intento de un levantamiento militar que se precipitó el pasado 30 de abril y que fuera impulsado gracias a la mediación entre Estados Unidos con altos mandos militares y judiciales en Venezuela, la administración de Donald Trump ha descartado un cambio de Gobierno en el país caribeño a través de un golpe de Estado.

“Los americanos se han dado cuenta de que el modelo clásico de los golpes de Estado de la década de los setenta en Latinoamérica [Chile, Argentina, Bolivia o El Salvador, entre otros] no es viable en la Venezuela de hoy porque los militares controlan todo el tejido socioeconómico y político y la solución va por otro lado”, explicó para El Confidencial un agente de inteligencia que conoce de cerca las negociaciones diplomáticas que llevan a cabo entre las ciudades de Bogotá, Washington y Santo Domingo para buscar una solución al conflicto venezolano.

Como se ha comentado en reiteradas ocasiones, la fuente afirma que el golpe contra Maduro se había planificado para el 2 de mayo e incluía pactos directamente con el ministro para la Defensa, Vladimir Padrino López, y el presidente del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), Maikel Moreno.

Sin embargo, ante “la imprudencia” de Juan Guaidó y Leopoldo López, los involucrados recularon y volvieron a cercar el círculo de Maduro.

Según El Confidencial, Estados Unidos ahora pasa de una solución rápida para Venezuela a una transición pacífica que cuente con una junta de Gobierno formada por todas las instituciones y que en un periodo de unos dos años conlleve a unas elecciones libres.

Como parte de este plan se busca además un exilio negociado para el Ejecutivo socialista. Aunque España ya rechazó acogerlo en su territorio, Portugal podría ser una opción al no ver con malos ojos garantizarle un refugio seguro a Maduro.

Para ello, según la fuente que pidió mantenerse en el anonimato para continuar en las mediaciones secretas, Trump planea buscarle un sustituto a John Bolton, consejero de seguridad, presuntamente por un descontento debido a las acciones tomadas frente a Irán y los resultados no satisfactorios respecto a Venezuela.

Por otro lado, se busca que el presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, no cobre mucho protagonismo una vez que se logre el exilio de Maduro, porque Washington estaría receloso de su trabajo y el de sus asesores.

De acuerdo con información de la fuente, para esta fase quien destaca como mejor posicionado es Humberto Calderón, representante en Colombia de Guaidó, ex ministro de Petróleo y ex canciller de Venezuela durante varios periodos bajo el Gobierno de Hugo Chávez.

“Calderón es muy respetado por los militares y los políticos opositores, está limpio de casos de corrupción y, además, pondría en órbita la reanudación la exportación de crudo en poco tiempo”, argumentó la fuente.

Loading...

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Aceptar Lee mas